Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

CFE

Cubrir cada bimestre el servicio de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) no siempre es fácil. Sin embargo, si dominas ciertos detalles en la información de tu pago tomarás el control de tu consumo. Es por eso que hemos decidido ayudarte a que entiendas perfectamente los puntos más importantes de tu recibo para que no te agarren en curva con términos difíciles de comprender o asimilar.

1.- En la parte superior derecha se encuentra el Número de Servicio. Éste es el dato que nos identifica ante la CFE y con el cual es posible hacer cualquier aclaración ante la misma. También es el número que nos solicitan los bancos o cajeros de pago de la empresa para poder hacer el pago correspondiente.

2.- El Número de Medidor colocado en la parte izquierda del recibo, es el que identifica al medidor que todo negocio o casa particular tiene afuera de su domicilio. Gracias a él, las personas encargadas de leer dicho aparato cada par de meses pueden relacionarlo más fácilmente con nuestro número de servicio y así generar el recibo bimestral.

3.- El número de Lectura Anterior al lado del correspondiente al del medidor indica la cantidad de kilowatts-hora registrada al final del bimestre anterior. Los kilowatts-hora se refieren al número de kilowatts que se consumen en una hora, por ejemplo, si tienes 10 focos de 100 watts prendidos durante una hora, habrás consumido 1 kilowatt durante una hora, es decir, un kilowatt-hora.

4.- La sección de Consumo indica la diferencia entre la lectura anterior y la actual e indica el número de kilowatts que consumiste el último bimestre.

5.- La parte de Promedios Diarios indica el promedio de kilowatts que consumiste cada día durante el último bimestre.

cfe2

6.- El Historial de Consumo nos sirve para tener referencias con el fin de observar la tendencia de consumo de kilowatts-hora de los bimestres anteriores de los últimos dos años.

7.- En la sección de Costo de Produccion se nos indica el precio real de la energía que consumiste durante el bimestre en cuestión.

8.- La Aportación Gubernamental, también llamada Subsidio, es la cantidad de dinero que el gobierno aporta para que puedas pagar tu recibo de luz. Éste es diferente dependiendo de la localidad en la que vives y de si tu consumo es doméstico o industrial.

9.- En la parte de Facturación, si aparece la palabra Básico, quiere decir que los primeros 150 kilowatts que consumes tienen el precio más bajo y sólo se te cobrará hasta ese rango, lo que significa que tienes el mayor subsidio, pero si rebasas este consumo, aparecerá la palabra Intermedio, en donde los kilowatts consiguientes se cobrarán a un precio mayor.

10.- Finalmente, en la parte trasera del recibo encontrarás la sección Cargos Pendientes por Aplicar, donde se detallan cargos adicionales de, por ejemplo, el financiamiento de algún aparato que hayas adquirido a través del programa de sustitución de electrodomésticos viejos de CFE.

La Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) también ofrece algunos tips para reducir el consumo de energía en nuestro domicilio, como por ejemplo comprobar que no exista ninguna fuga en la instalación eléctrica al apagar todas las luces y desconectando todos los aparatos para verificar que el medidor no siga avanzando, así como utilizar focos ahorradores, los cuales consumen un 75% menos de energía que los incandescentes.

También, es importante contar con un refrigerador de bajo consumo o que al menos se ajuste a nuestras necesidades, ya que mientras más grande sea éste, mayor su consumo de energía. También es importante dar mantenimiento a nuestros equipos de aire acondicionado y en cuanto a nuestros aparatos de audio y video, siempre es mejor desconectarlos en caso de que no se usen, ya que incluso en modo de espera consumen pequeñas cantidades de energía.

Referencia: Profeco

Desde la Red…
Comentarios