Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Durante el marco del Salón del Automóvil en Shanghái, celebrado durante esta semana, la automotriz y gigante Francesa, Renault, sorprendió al presentar un interesante concepto de lo que para la marca del rombo representa la Formula 1 del futuro, llamado R.S. 2027 Vision Concept.

De entrada nos encontramos con un monoplaza sumamente minimalista, el cual esta enfocado en aprovechar la impresión 3D al máximo encontrándonos con que el automóvil ocupará más piezas impresas en 3D lo que facilita la optimización de éstas, además de que permite ahorrar energía, reciclar materiales y optimizar tiempos.

Sobre el diseño, Renault se va a lo simple, mostrando un vehículo muy agresivo con líneas que cobran vida en cuanto arranca el motor, ya que el alerón trasero ahora cobra vida al desplegarse y adaptarse según la velocidad del vehículo, haciendo juego perfecto con el agresivo alerón delantero el cual ahora incorpora de una manera luces LED en forma de “C”.

Las llantas y los Pontones también se envuelven en luces LED donde destaca el brillante diamante francés el cual cambiará de color a azul al entrar en modo eléctrico, mientras que las llantas mostrarán la posición y número de vuelta en la que se encuentra.

Dentro del habitáculo nos encontramos con un volante mucho más simple que deja atrás los miles de botones, para dar paso a una pantalla LED, que además de informar permitirá controlar distintas funciones del coche, o elementos nuevos como el FanBoost.

Finalmente Renault se une a la tendencia de emplear una cabina cerrada implementando una cubierta —igualmente impresa en 3D— elaborada de policarbonato ultra-resistente a impactos y al fuego, la cual mantiene un diseño elegante y bastante aerodinámico.

En cuanto a la motorización, Renault se resiste a pasarse completamente a la motorización eléctrica —ya que para eso existe la formula E— abrazando la idea de implementar con mayor fuerza los sistemas híbridos, al combinar un motor V6 turbo cargado junto a un par de motores eléctricos alimentados por una batería de 1 megavatio de energía, obteniendo poco más de 1,300 caballos de fuerza y 1,300 lbs.

Un punto muy importante para Renault es la seguridad y erradicar las fatalidades en este deporte, por lo que incorpora funciones de conducción autónoma para situaciones demostrativas o pruebas de seguridad virtual, mientras que los coches se mantendrán conectados entre ellos donde al detectar una colisión o falla en alguno, los demás se adaptaran para evitarlo hasta que se pueda reestablecer la carrera.

Desde la Red…
Comentarios