Definitivamente esta no fue una buena semana para Elon Musk, cofundador de Tesla Motors, SpaceX y actualmente presidente de SolarCity.

Bloomberg reportó que la fortuna del empresario cayó aproximadamente 799 millones de dólares el día de ayer. Esto se debe a dos factores: el accidente del cohete Falcon 9, que estalló en la plataforma de lanzamiento en Cabo Cañaveral y la controversia con los inversionistas de SolarCity, ya que siguen molestos por la deficiente fusión entre Tesla y SolarCity.

De acuerdo a un informe, Tesla reportó un fondo con 3 mil 250 millones de dólares. Sin embargo, la cifra se ha recortado luego de devolver una línea de crédito valorada en 678 millones de dólares, sumado a un pago de 422 millones de dólares para los titulares de sus bonos.

Esto significa que el nivel de caja estará en los 2 mil 150 millones de dólares y, según estimaciones de analistas, son necesarios al menos mil 750 millones de dólares sólo para la fabricación del Model 3, que se comercializará en 35 mil dólares. Si tiene que realizar todas esas inversiones, sólo le quedarían 400 millones. Una cifra que se llevaría por delante en la integración de SolarCity.

Durante las últimas semanas, 15 inversores institucionales han rechazado la oportunidad de comprar acciones de SolarCity o invertir dinero en la compañía, por lo que el empresario ha perdido dinero y las acciones se devaluaron.

A pesar de todas estas críticas y los problemas de la empresa de paneles solares, Musk está convencido del éxito y ventajas que representa para Tesla Motors y ha comentado que este acuerdo le permitirá ahorrar dinero, para después crear una empresa más diversificada, capaz de trabajar en baterías, energía solar, automóviles y vehículos pesados.

Pero resulta interesante ver que los planes maestros de Musk, en realidad tiene algunas fallas. Recordemos que la compañía estadounidense encadena 14 trimestres consecutivos de pérdidas operativas y que, sucesivamente, va retrasando los objetivos de producción.

Ya se ha confirmado que la empresa de coches eléctricos tiene 400 mil solicitudes para su nuevo Model 3 y por el momento sólo tiene la capacidad para producir 15 mil del model S y model X. Está claro que la fabricación no cubre la demanda y esto puede generar más problemas a largo plazo.

La caída en los precios de las acciones de sus empresas, las prestaciones y el accidente, han hecho que el empresario ponga 489 millones de dólares adicionales de sus acciones en Tesla y SolarCity como garantía para préstamos personales. Siendo acreedor de deudas millonarias.

Referencias: Bloomberg

Enlaces Patrocinados
Comentarios