Las Vegas, Nevada.- Todos tenemos un deseo oculto por un Ferrari, pero lamentablemente sólo a pocos les alcanza para uno de estos súper-autos. Otros se conforman con tener un caballito a manera de logo, en sus audífonos: para todos ellos Javier Matuk muestra desde el CES 2012, la línea de audífonos y bocinas de Ferrari mientras fantasea con un Pininfarina.

Enlaces Patrocinados
Comentarios