btrack00
Hoy en día hay una serie de dispositivos antirrobos de alta tecnología que buscan hacer difícil la vida a los amigos de lo ajeno. Pero ¿qué pasa si te roban de todas maneras tu bicicleta? Si está equipada con la luz trasers BTrack Safe Light, podrás saber dónde se encuentra a través de la tecnología GPS. El BTrack se puede instalar fácilmente en la bicicleta. Una carga de su batería a través de USB dura todo un mes, aunque claro, depende del uso.

Aparte de los LEDs y la unidad GPS, el dispositivo tiene un acelerómetro integrado. Una vez que uno ha estacionado y asegurado la bicicleta, el sensor puede armarse usando una app para Android o iOS. Si alguien de pronto empieza a mover la bicicleta, de forma sospechosa, las vibraciones serán detectadas y recibirás un mensaje de texto en tu teléfono indicándote que algo está pasando muy cerca de donde está tu bicicleta. Podría pasar que se trata de alguien que está también acomodando su bicicleta y movió la tuya, lo cual sería siemplemente una falsa alarma. Por suerte, el dispositivo puede graduarse en su sensibilidad.

Si la bicicleta de todas maneras es robada (y suponiendo que no sepa el ladrón que en la luz trasera hay un dispositivo para monitorear dónde está el vehículo), la app puede mostrar en dónde se encuentra la bicicleta desplegando el lugar en un mapa de la ciudad. Como el BTrack usa una tarjeta SIM para transmitir sus coordenadas, los usuarios pagarían por el envío de esta información, aunque desde luego, este costo es absurdamente bajo comparándolo con lo que cuesta una bicicleta actualmente

btrack01El BTrack lo hace Sartori Bikes, de Italia, quien también fabrica un dispositivo más avanzado para usarse en las bicicletas eléctricas. Se puede adquirir en el sitio de la empresa por unos 145 dólares (más gastos de envío, supongo).

Referencias:

BTrack