Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

REVIEW ‘Super Mario Maker 2’: Un colosal estímulo de nostalgia e imaginación

Una secuela que supera a su antecesor

Super Mario Bros. es el arquetipo del videojuego y, en ese sentido, los entusiastas de las aventuras del plomero siempre han teorizado sobre qué es lo que concretamente vuelve tan geniales su gameplay y diseño de niveles.

Cuando en 2015 llegó el primer Super Mario Maker -título promocionado como una combinación de side-scroller con sistema de creación de juego-, el público videojugador por primera vez se puso del otro lado, el del desarrollador, y constató que un buen juego de Mario no debe darse por sentado, pues pueden verse en apariencia sencillos en su diseño, cuando en realidad traen un derroche de visión y creatividad detrás.

Ahora llega Super Mario Maker 2, una secuela que además de sentirse como una mejora general a la propuesta de su antecesor, también puede observarse como la culminación de Mario en dos dimensiones.

Mario Maker 2 también es una combinación de side-scroller y sistema de creación de juego, pero a diferencia de la primera entrega, en esta ocasión el usuario es constantemente invitado a explotar su imaginación, gracias a la abundancia de tutoriales que enseñan sección por sección, paso a paso cómo crear un buen nivel de Mario, y también a la existencia de un modo historia que, por una parte, cumple una función narrativa, y por otra hace las veces de fuente de ideas.

Al iniciar Super Mario Maker 2, los jugadores verán una sección de settings más completa, en la que ahora es posible elegir personaje de entre Mario, Luigi, Toad o Toadette, así como accionar preferencias en torno a los comentarios que en el online se hacen a los niveles creados.

También se encontrarán con el Dojo de Yamamura, un modo tutorial tan extenso que divide los “how tos” del juego en lecciones de Maker y en movimientos de Mario, lo que asegura horas de aprendizaje para llegar bien preparado a los modos principales del juego.

El modo historia es una de las grandes añadiduras de esta secuela. Teniendo como justificante narrativa la eliminación del castillo de Peach, el juego arranca con Mario decidiendo reconstruirlo desde cero, pero para ello necesita dinero, y por ello se ve en la necesidad de cambiar las herramientas de plomería por las de construcción y de aceptar trabajos del Taskmaster, un Toad que paga con monedas cada course que se complete.

Cabe destacar que cada uno de estos courses, que son alrededor de 100, fue diseñado por el equipo desarrollador con las herramientas y lógica de condiciones del juego, sin tener como eje asemejarse a niveles de otras entregas de Mario.

Es necesario hacer énfasis en eso, porque reconstruir el castillo de Peach sale caro y los courses de mayor dificultad se pagan mejor, y esos courses traen condiciones como ser terminados sin saltar, obtener un número determinado de monedas o cargar cierto objeto hasta la meta.

Si los niveles resultan muy difíciles, Luigi aparecerá en pantalla para ofrecer su muy valiosa ayuda.

Pero al final, el Tutorial y el Story Mode son la escuela para llegar calados al modo principal del juego, llamado Course Maker, en donde el objeto mismo de Mario Maker 2, es decir, la creatividad del usuario, saldrá a relucir sí porque sí, sea nula, poca, mucha o desbordante.

Pero para ello nos vemos en la obligación de avisar que el Course Maker está hecho para jugarse en modo portátil, pues no importa cuántos atajos tengan los Joy-Con o el Pro Controller del Switch, la experiencia siempre se vuelve frustrante con estos, así que es mejor evitarlos cuando se trata de crear niveles.

A primera vista, este Course Maker se distingue del de Mario Maker 1 por incluir el estilo de Super Mario 3D World, en adición a los de Super Mario Bros., Super Mario Bros. 3, Super Mario World y New Super Mario Bros. que ya tenía el título que antecede.

Pero un punto a observar es que el estilo de Super Mario 3D World es aparte, pues no comparte las mismas características de los otros, de modo que, por ejemplo, si la creación de un nivel inició teniendo como blueprint el estilo de Super Mario Bros. 3, el juego reseteará cualquier avance si se pretende cambiar al de Super Mario 3D World.

Ya considerado eso, los elementos de esta secuela incluyen nuevos temas -como el de desierto-, nuevos ítems -como el on/off switch-, y la posibilidad de cambiar de día a noche, aspecto que agrega factor de reto, pues jugar de noche abre nuevas dinámicas, como por ejemplo que el agua sea venenosa en los niveles de bosque.

Super Mario Maker 2 tiene posibilidades infinitas de creación de niveles y lo mejor de todo es que ahora están mejor organizadas, gracias una interfaz que, a diferencia de la primera entrega, está categorizada por elementos.

Mención aparte requiere la modalidad online, llamada Course World, en donde los modos principales son «Courses» -en el que se juegan niveles populares o creados recientemente por otros usuarios- y «Endless Challenge» -que reemplaza al modo 100 Mario Challenge del primer Mario Maker y que consiste en un recopilado aleatorio de niveles, divididos por dificultad, también creados por otros usuarios.

También están los modos multiplayer co-op y multiplayer versus, que soportan hasta cuatro jugadores con el objeto de sumar esfuerzos para llegar a la meta, o bien, de ver quién llega primero al final.

Todo eso es por lo que hace al multijugador en línea, porque si se quiere jugar en local, primero es necesario crear un nivel o descargar alguno creado por alguien más, y solo así aparecerá en pantalla la opción “play together”, con la que hasta cuatro personas jugarán en la misma pantalla.

Los puntos negativos son que los accesos a algunas modalidades no están a la vista y, como ya dijimos, lo frustrante que es crear niveles con los controles del Switch, y por ello la mejor experiencia con Mario Maker 2 es primero crear los niveles con la pantalla táctil y ya luego jugarlos con los controles.

Las posibilidades infinitas de Super Mario Maker 2 lo sitúan en una posición más allá de un simple videojuego y lo convierten no solo en la culminación de Mario en dos dimensiones, sino en una herramienta que estimula la imaginación, que sirve de apoyo para quienes quieran iniciarse en el desarrollo de videojuegos y que demuestra que los Mario Bros. han sido y siempre serán grandes ensayos de diseño, disfrazados de sencillos títulos de plataformas.

Calificación: 9.0/10
Super Mario Maker 2
Año: 2019
Disponible en Nintendo Switch
Desarrollador: Nintendo EPD
Publisher: Nintendo

Comentarios