Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

4 razones por las que amaste con locura Resident Evil – Code: Veronica

Levante la mano quien lo haya jugado en Dreamcast hace 20 años

En los 90, Resident Evil era una saga exclusiva de PlayStation y fue uno de los motivos principales por los que varios jugadores cambiaron de plataforma para adoptar la consola de Sony.

Después de tres entregas numeradas exitosas, Capcom anunció un nuevo Resident Evil que, para sorpresa de todos, no llegaría a PlayStation, sino a Dreamcast, la última consola de Sega, una historia que como buen tecnorruco debes conocer bien y por eso estamos aquí, para recordarte por qué amaste con locura este juego lanzado originalmente en el lejano 2000: Resident Evil – Code: Veronica.

1. Los gráficos

Al ser un juego de Dreamcast, la superioridad gráfica estaba garantizada, pues esa fue la primera consola casera de 128 bits y llegó en un momento en el que Sony seguía con el primer PlayStation y Nintendo con el Nintendo 64.

Además, a diferencia de las anteriores entregas, Code: Veronica fue el primer Resident Evil que presumió escenarios generados en 3D y movimientos dinámicos de cámara.

2. Es la verdadera secuela de Resident Evil 2

A pesar de que Resident Evil 3 es amado por la fanaticada de la saga, esta sabe que realmente no se trata de una secuela de Resident Evil 2 y que ese título le pertenece a Code: Veronica, un juego que continuó la historia de Claire y Chris Redfield y que siguió expandiendo el mythos de la franquicia.

3. El cinema inicial

La cinemática de apertura es icónica dentro de toda la saga y en ella vemos a una Claire Redfield en una faceta exponencialmente más ruda que la que le conocimos en Resident Evil 2, producto de los momentos traumáticos que vivió en Raccoon City.

En cierto momento de la secuencia, ella deja caer una pistola y se tira al suelo para agarrarla en el aire, dispara a unos contenedores flamables y vuela en pedazos a todos los enemigos, como si fuera una escena de acción de película de John Woo. Una verdadera chulada.

4. El legado del Dreamcast

A pesar de su corta vida, el Dreamcast fue una consola innovadora y Resident Evil – Code: Veronica es solo un testimonio de los grandes títulos que salieron en ella, tanto juegos exclusivos como versiones mejoradas de otros que salieron primero en otras plataformas.

Una consola que, por supuesto, solo conoce un buen tecnorruco.

Comenta en redes sociales