Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Need for Speed Heat: 5 acelerones y 5 frenones (review)

Need for Speed está de regreso para los verdaderos amantes de la velocidad

Hace 25 años llegó al mundo Need for Speed, una saga de juegos de carreras que desde sus inicios se ha caracterizado por el fuerte rol que le da a la policía, siempre en busca de detener al usuario y de provocar que pierda las partidas.

Para estar en sintonía con esos cinco lustros, EA ahora lanza al mercado Need for Speed Heat, la entrega número 24 de la franquicia y un título que lleva la acción a un ambiente caluroso y neón, para que quienes sientan la necesidad por la velocidad se pierdan entre sus distintos modos e inviertan horas de juego ganando carreras, gastando dinero, acumulando reputación, personalizando detalles y huyendo de las fuerzas del orden.

Y es por eso es que en esta ocasión les traemos los pros y los contras de este colorido juego, o lo que es lo mismo, cinco acelerones y cinco frenones.

1. Acelerón

Need for Speed Heat tiene un modo historia que hará que los jugadores se sientan parte de una película al más puro estilo Rápido y furioso, con todo y un argumento sobre un policía que está a la caza de corredores clandestinos y un grupo de adictos a la velocidad que tienen fuertes lazos de amistad o parentesco -la familia, pues, como diría Toretto- y que se reúne día y noche para hacer de las calles sus pistas de carreras.

1.2. Frenón

A pesar de que cuenta con una historia debidamente estructurada en la que abundan personajes, misiones y arcos narrativos, la trama es una reiteración de clichés que hemos visto hasta el hartazgo en la pantalla grande y en la misma franquicia Need for Speed, lo que puede dejar la sensación de que se está ante un producto nuevo por cuanto hace su fecha de salida, pero viejo y gastado por lo que respecta a su propuesta y temática. A final de cuentas, un Need for Speed sale en promedio cada año, así que por más que se le quiera dar la vuelta al asunto, estos son títulos que se construyen bajo un esquema predeterminado.

10 autos híbridos que se pueden comprar en México

2. Acelerón

El mapa de Need for Speed Heat es inmenso. El juego se desarrolla en una suerte de Miami ficticia, llamada Palm City, que a su vez se divide en distintas áreas, de forma que lo mismo es posible manejar a través de la ciudad o por el countryside, que por los muelles o en parajes más desolados. Por otro lado, el mapa está lleno de misiones, carreras, puntos de interés, coleccionables y retos, así que una sencilla manejada que de origen no tenía propósito alguno, invariablemente termina en la búsqueda de algo o en la aceptación de un encuentro o side quest. Además, aquello que se encuentra en el mapa durante el día no se encuentra durante la noche, por lo que las horas de juego están garantizadas.

2.2. Frenón

El mundo abierto de Need for Speed Heat es extenso, pero deja la sensación de que es un mundo inerte. Estamos hablando de que su mapa se subdivide en secciones, todas distintas entre sí, pero el tráfico raya en lo inexistente, lo que en consecuencia hace que manejar largas distancias a veces parezca más un demo de geografía desprovisto de inteligencia artificial y desafío, que un juego que pretende contagiar la adrenalina de estar detrás del volante.

3. Acelerón

El sistema de día y noche requiere estrategia por parte del usuario, pues todo el juego gira en torno a hacer dinero y a ganar reputación y es ahí donde hay que echarle coco. Vayamos por partes: para avanzar en el modo principal es necesario hacer misiones, pero hay misiones que requieren tener cierto nivel de reputación, pero para subir el nivel de reputación es necesario ganar carreras, pero esas carreras se ganan teniendo dinero para comprar mejores piezas y vehículos, pero para tener dinero hay que ganar carreras, y es así que todo se convierte en un círculo cuya progresión parte del hecho de que correr de día es para ganar dinero y correr de noche es para ganar reputación.

3.2. Frenón

No es necesariamente un aspecto negativo, porque depende de las preferencias de cada quien, pero jugar de día o de noche es a elección del usuario, algo que se sale de lo propuesto, por ejemplo, en Need for Speed Payback, en donde había ciclos simulados de 24 horas a los que había que ajustarse. En Heat todo es en atención a lo que se requiera en determinado momento. ¿Hace falta dinero? Entonces hay que seleccionar jugar de día y salir al mundo abierto para participar en carreras, ganarlas y hacerse de billete. ¿Hace falta subir la reputación? Entonces hay que seleccionar jugar de noche, salir al mundo abierto para participar en carreras, ganarlas, burlar a la policía y hacer que todos sepan a quién deben respetar.

Alguien abrió el motor de su Tesla para que tú lo veas en video

4. Acelerón

El círculo que hacen ganar dinero y ganar reputación es adictivo, y es fácil quedarse horas sin atender el modo historia por andar escalando los componentes de los vehículos o por juntar recursos para hacerse de mejores autos, pues estos se van desbloqueando conforme aumenta la reputación y sus costos se vuelven cada vez más restrictivos. Si a esto se le agrega el amplio factor de personalización que el juego presume, entonces correr se vuelve una necesidad para satisfacer la apariencia, pues al personaje principal -que se elige de entre varios- se le puede comprar ropa, calzado, corte de cabello y hasta accesorios para la cabeza, de la misma forma que a los autos se les compran piezas y componentes y se les customiza la pintura y los accesorios.

4.2. Frenón

Si el juego presume tantos vehículos y personalización, ¿por qué es tan limitado en su selección musical? EA asegura que el soundtrack está compuesto por 58 canciones, pero para varias personas podrá resultar un problema que todas versen en un eje similar que oscila entre reggaetón y hip hop y que a veces da destellos de electrónica. Entendemos que el juego se desarrolla en una versión ficticia de Miami y que había que evocar un sabor latinizado, pero otras entregas de Need for Speed brillaban no solo por sus propuestas y gameplays, sino también por sus estupendos soundtracks que atendían todos los gustos musicales.

5. Acelerón

Need for Speed Heat es un título extenso que tendrá a aquellos que gustan de llegar al 100% de sus juegos ocupados durante horas y horas, repartidas entre carreras, modo historia, side quests, vehículos a desbloquear, un mundo abierto a explorar, coleccionables a juntar, retos a realizar y personalizaciones a disfrutar. Además, todos esos aspectos se pueden explorar en compañía de otras personas a través del modo online, en donde el mapa tiene exactamente los mismos contenidos y actividades. Por otro lado, el nivel gráfico, cortesía del motor Frostbite 3, garantiza grandes visuales, sobre todo en las carreras de noche, en donde los neones llenan la pantalla y contagian la sensación alta velocidad y clandestinidad que solo esta franquicia puede lograr.

5.2. Frenón

A pesar de los aspectos que Need for Speed Heat rescata de varias de las entregas más aplaudidas de la franquicia -como la personalización de los vehículos y el peso que tienen los don juanes de la ley- al final se siente como algo ya visto y desprovisto de innovación, pero eso desde luego no significa que el juego sea incapaz de regalarle una grata experiencia a los que sienten la necesidad por la velocidad.

Comenta en redes sociales