Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

REVIEW ‘Gears 5’: El Gears of War más grande de la franquicia

Los fans de Gears fueron escuchados.

La franquicia Gears of War se ha colocado como uno de los estandartes más preciados de Xbox. Desde su primera entrega, lanzada hace más de una década, Gears supo colocarse en el gusto de todos aquellos que están en busca de un frenesí de balas, acción y sangre.

Ahora, tres años después de Gears of War 4, llega el nuevo título del desarrollador The Coalition, que viene recargado con un cambio de nombre, nueva protagonista, una campaña mucho más grande, y sobre todo una nueva oportunidad para disfrutar el sonido de las sierras partiendo a los Locust: Gears 5.

Microsoft y The Coalition estuvieron atentos a las demandas de los fans, por lo que desde el momento de su anuncio, Gears 5 se presentó como un regreso a las raíces, sin olvidar, claro, los pequeños cambios que toda secuela necesita para mantenerse fresca.

A grandes rasgos, Gears 5 se divide en cinco modalidades: tres ya conocidas, que son la Campaña, Versus y Horda, y dos nuevas adiciones, que son el creador de mapas y Escape. Como ya habíamos dicho con anterioridad, uno de los puntos más llamativos del juego fue la promesa de una campaña mucho más grande, y no sólo en aspectos de duración, sino en otorgar al jugador un mundo más allá del clásico pasillo tradicional de los juegos de acción.

La campaña del juego comienza poco después de los sucesos de Gears of War 4, y si bien este review es sin spoilers, es necesario mencionar que la trama gira alrededor del origen de Kait y el por qué su mamá le dejó un collar de la reina Locust.

En caso de que no tengas idea de lo que estamos hablando o si simplemente quieres recordar todo lo importante, Gears 5 cuenta con videos que te recapitulan la historia de toda la saga, desde las Guerras del Péndulo hasta el final de la entrega anterior.

Pero si eres nuevo en la franquicia y tienes miedo de entrarle a Gears 5, además de los videos el juego cuenta con un boot camp, que a grandes rasgos es un entrenamiento para aprender las mecánicas del juego, desde cubrirte y correr, hasta combate cuerpo a cuerpo con ejecuciones.

Es un gran añadido y no importa si ya eres veterano de Gears o si nunca le has dado una oportunidad a la saga, pues en Gears 5 los controles cambiaron ligeramente (por ejemplo las ejecuciones ya se realizan con el botón B, en lugar del Y de entregas pasadas).

Nos gustaría ahondar en la historia y en cada giro que se nos presenta, pero desde el primer capítulo existen aspectos que podrían considerarse spoilers y la idea es no arruinarle la experiencia a nadie, pero un hecho es que la trama es un salto gigante para el lore de la franquicia.

En esta ocasión, el cambio de protagonista le sienta a la perfección. Kait le da frescura al juego, y extrañamente nos recordó al Marcus del primer Gears mucho más de lo que JD, su hijo, lo hizo durante la entrega pasada.

La historia te lleva por 15 capítulos repartidos en cuatro actos. Los actos dos y tres son largos, ya que incluyen las partes de exploración y de mundo semi-abierto.

Nosotros lo jugamos en la dificultad Experienced, que equivale al Hardcore de entregas pasadas. Nos tomó unas 15 horas, tomando en cuenta que tratamos de explorar cada rincón, completar misiones secundarias, leer y revisar los coleccionables que nos encontrábamos, y que reiniciamos cada vez que moríamos.

Pero durante el tiempo que pasamos jugando, en ningún momento Gears 5 se sintió aburrido o tedioso; las secuencias de acción son adrenalina pura y algunas escenas fueron creadas como un gran tributo a los primeros juegos de la franquicia.

Uno de los aspectos nuevos de la campaña es la posibilidad de jugar el cooperativo con hasta tres jugadores, pero con la sorpresa de que uno puede ser el dron Jack, a quien conocimos en las entregas pasadas.

Si eres un jugador solitario, el dron puede ayudarte en varias situaciones dentro del juego, ya sea llevándote las armas o munición de tus enemigos derrotados, o las que se encuentran esparcidas por el mapa. Además, te apoyará durante el combate paralizando enemigos momentáneamente o interactuando con objetos dentro del ambiente (por ejemplo, alcanzando el panel de una puerta bloqueada o manejando grúas para elevar tu posición).

Esto se logra apuntando y usando el botón X para iniciar el comando y en adición a esto, el dron puede ser mejorado con habilidades de ataque y de soporte, como generar un campo que te vuelve invisible por unos segundos, o la capacidad de revivirte a ti y a tus compañeros.

Como dijimos más arriba, Gears 5 cuenta con capítulos que son de mundo semi-abierto. Con esto no nos referimos a que el juego te otorgue la libertad de explorar todo un mapa, sino a que te da rienda suelta en zonas específicas.

En lugar del tradicional pasillo característico de Gears, ahora hay áreas mucho más grandes por donde tendrás que desplazarte para completar los objetivos. Los desarrolladores agregaron un transporte que se asemeja a un ski gigante, en el que tú y tus compañeros pueden subirse y guardar armas.

Al principio puede que sientas este transporte como un artilugio metido a la fuerza, pero conforme avanzas y descubres que tendrás que desplazarte por distintas áreas a una distancia considerable entre sí, agradecerás la ayuda.

El juego no se arriesga mucho con las nuevas características de mundo abierto. Los objetivos para avanzar en la historia principal son de acceso sencillo y desplazarse a ellos no es complejo. Las misiones secundarias se te muestran con un signo de interrogación en el mapa y solo basta con llegar a él para que se te den los objetivos a cumplir.

Estas misiones secundarias son bastante simples, pero siempre bajo las raíces de Gears, es decir, llegar y limpiar un área con distintos enemigos para ser recompensado con una mejora para Jack. Completar las misiones secundarias es voluntario, pero estas mejoras te serán de gran ayuda hacia el final del juego.

En comparación con Gears of War 4, en Gears 5 los enemigos aguantan menos disparos, pero son mucho más certeros y ya no basta con solo esconderse de ellos y disparar. Hay que pensarle.

Por ejemplo, los Sions -que son los enemigos más pesados- cuentan con armas más grandes; un disparo de Boomer colocado a la perfección puede matarte en un parpadeo; incluso con las granadas puede ser tu fin si no tienes cuidado.

Visualmente el juego luce espectacular. Se nota que hubo ciertos retoques a los personajes, así como detalles a los escenarios que lo hacen ser más inmersivo. Tuvimos la oportunidad de jugarlo tanto en Xbox One normal como en la versión X, y aunque la experiencia no cambia mucho, sí se nota una mejora al jugarlo en Xbox One X.

En el aspecto de audio, jugamos el juego en su mayoria en inglés, pero obvio íbamos a disfrutar del característico doblaje al español, el cual ya se ha quedado clavado en nuestros cerebros, sobre todo al momento de volver a escuchar a Sebastián Llapur tomando el papel de Marcus.

Un modo que se ha convertido en un favorito de los jugadores, es el de Horda, donde tú y cuatro jugadores más combaten 50 olas de enemigos, que van incrementando de dificultad gradualmente.

Este modo llegó con un par de cambios. Por ejemplo, ahora ya no eliges un rol y luego el personaje, sino que ahora cada personaje ya cuenta con habilidades predeterminadas, así como con armas únicas, por lo que no es posible escoger a cinco personajes iguales. El juego te obliga a elegir distintos para que los roles estén balanceados y para poder iniciar la partida.

No todos los personajes pueden construir defensas como torretas, pero estos son más poderosos con las armas y con el combate cuerpo a cuerpo. Aquí también podrás usar a Jack como personaje jugable, quien también cuenta con sus propias habilidades que le dan un nuevo giro al modo Horda, pues su atractivo principal es que vuela y esquiva casi todos los obstáculos, pero esto no lo hace inmortal.

Además de esto, cada jugador puede subir de nivel y tener distintas mejoras -dependiendo de quien elija-, por ejemplo más velocidad, mayor daño con un arma, más vida etc. Estas mejoras pueden ser compradas con los créditos que ganas al eliminar enemigos y tienes dos opciones: o las usas en ti o las depositas para que tu equipo pueda comprar armas o defensas.

Si eres un lobo solitario, estarás feliz de saber que es posible jugar con bots controlados por la inteligencia artificial, y aunque esto no se compara con jugar con personas, podrás usarlos para matar el tiempo o si no tienes acceso al online, además de que, si alguien abandona la partida durante un juego en línea, será reemplazado por un bot. El modo siempre es sinónimo de diversión, y por ello recomendamos jugarlo con amigos y tener la paciencia para sobrevivir esas 50 oleadas.

Los nuevos modos Escape y el creador de mapas van de la mano. Escape es un modo rápido donde tú y otros dos jugadores tratan de escapar de la colmena después de plantar una bomba. En su camino encontrarán enemigos que tratarán de detenerlos y se complica más al considerar que hay un tiempo límite. Es un modo rápido y entretenido, pero solo puede jugarse en línea, por lo que tendrás que olvidarte de intentar completarlo con alguien más desde tu sillón.

Al igual que en el modo Horda, podrás elegir diferentes personajes con distintas habilidades. En adición, el creador de mapas te permitirá convertirte en un maestro del calabozo, pues, como su nombre lo indica, tendrás a tu disposición distintas herramientas para crear tu laberinto, montar defensas y agregar enemigos y obstáculos, todo para complicar la vida de aquellos que busquen jugar en tu mapa. Lo mejor es que puedes compartirlo en línea y ver si alguien tiene suerte.

Finalmente llegamos al modo que otorga más rejugabilidad a Gears 5, Versus, en donde tu equipo de cinco se enfrenta a otro equipo en cualquiera de los siete distintos mapas del juego.

Hay dos modalidades, una Arcade -en la que la experiencia se maneja con otro tipo de reglas y con una jugabilidad, digamos, más light- y la Normal, donde podrás encontrar las reglas características de Gears (para caso de que lo tuyo sea inclinarte más hacia el lado pro del juego).

The Coalition ha invertido mucho en crear un ecosistema de esports, por lo que puedes esperar un sistema constante de balanceo de armas y mapas, sobre todo en armas nuevas como la Claw, que puede ser destructiva en combate cercano, o la versión modificada de Lancer, que dispara tres mini misiles al contrincante.

Esto puede significar un cambio a las mecánicas, sobre todo porque muchas veces las armas nuevas son las más desbalanceadas. En ese tenor, los desarrolladores han informado que cada tres meses habrá contenido para mantener a los jugadores contentos -no sabemos si todo será gratis, pero con cosas como los skins de Terminator y Halo Reach, podemos esperar que habrá fans complacidos.

Gears 5 es una ambiciosa propuesta que retoma muchos de los conceptos que funcionaron en el pasado y los trae de vuelta mejorados. Con la campaña más grande de la franquicia, la incursión de nuevos modos y una manita de gato a los ya existentes, podemos afirmar que es un juego que todo fanático de Xbox debe tener en su biblioteca.

Por último, si eres usuario de Xbox Game Pass, recuerda que Gears 5 ya está disponible sin costo extra, y que puedes jugarlo en Xbox One o PC, así que no hay pretexto para no probar este título que cumple al pie de la letra con todo lo que The Coalition nos prometió a los fanáticos de la saga.

Gears of War 5 ya está disponible en la Microsoft Store. Puedes encontrar la Edición Ultimate con juego digital por $1,799.00, mientras Gears 5 Edición Estándar con juego digital tiene un valor de $1,399.00.

Si quieres comprar Gears of War 5 y conocer más detalles al respecto sobre la consola edición especial , los personajes extra y más, puedes hacerlo en la página oficial del juego.

Calificación: 9.0/10
Gears 5
Año: 2019
Plataforma: Xbox One y PC
Desarrollador: The Coalition
Publisher: Microsoft

*Texto: Angielo Martínez.