Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Pizzero se compra a sí mismo para ganar dinero en app con descuentos

Un pizzero aprovechó los descuentos que ofrecía una app de comida a domicilio para comprarse a sí mismo y ganar dinero.

¿Inteligencia, maldad o ambas? Un pizzero se aprovechó de los descuentos de una aplicación de envío a domicilio para comprarse a sí mismo y así poder ganar dinero. Sin embargo, el plan no fue tan sencillo como cualquier podría pensar.

De acuerdo, con Gizmodo en Español, el dueño de dos restaurantes de Kansas llamados AJ’s NY Pizzeria utilizaba Doordash, una empresa de reparto de comida a domicilio, pero no le iba tan bien; de hecho, los clientes reportaban muchas quejas por el servicio del repartidor y no tanto por los restaurantes. Doordash es un servicio similar a UberEats o DiDi Food.

La empresa Doordash modificó la ficha de la pizzería en Google para añadir la opción de reparto a domicilio con un enlace a su propio servicio.

Al notar que si una pizza costaba 24 dólares en cualquiera de las dos pizzerías, Doordash la vendía por $16. Para una empresa valorada en 13 mil millones, perder $8 por venta no parecía un problema, al menos no a corto plazo.

Al darse cuenta de esto, el dueño de AJ’s llamó a un amigo y ambos decidieron llevar a cabo un plan. Primero, entre los dos compraron 10 pizzas por 160 dólares y las enviaron a casa de otro amigo. Un repartidor de Doordash apareció en el restaurante y pagó 240 dólares con una tarjeta de crédito.

El experimento fue exitoso, pero no como hubieran esperado. El costo real de las pizzas era de 70 dólares, así que AJ’s sólo obtuvo una ganancia de 10 dólares.

Después, pidieron otras 10 pizzas del mismo precio, pero esta vez AJ’s las envió sin ingredientes: solo la masa, que no valía prácticamente nada. Gracias a este engaño, AJ’s ganó 75 dólares ($240 -$160 para Doordash -$5 en cajas).

Los amigos mañosos decidieron continuar con este procedimiento durante varias veces y la aplicación de envíos parecía no darse cuenta. Más adelante, ambos descubrieron que la compañía estaba vendiendo a pérdida como “prueba de demanda” de la pizzería

El protagonista de la historia compartió todo el relato a través de redes sociales y aquí puedes encontrar todos los detalles. El experimento podría ser cuestionable, pero lo es más que Doordash haya modificado los precios de los productos sin contemplar a los responsables de los restaurantes.

¿Qué opinas del plan maestro de ambos amigos?

Comenta en redes sociales