A diferencia de otras plataformas, Twitter tiene una ventana de monetización que se limita a la publicidad y por ello no es ningún secreto que el lento crecimiento de la empresa es un tópico que tiene en vela a los inversionistas.

Pero la red social ya tiene sobre la mesa una estrategia diseñada para duplicar los ingresos en 2023 -con miras a llevarlos a los 7,500 millones de dólares- y que descansa en un modelo de suscripciones presentado en el marco del Analyst Day.

Dentro de estas suscripciones figura “Super Follow”, que brindará la posibilidad de cobrar para que los usuarios tengan acceso a contenido exclusivo que las personas que no paguen simplemente no podrán ver.

En pocas palabras se habla de un modelo de suscripción similar al que se puede encontrar en YouTube, Twitch, Patreon y OnlyFans, plataformas a las que acuden los creadores de contenido para tener ingresos adicionales a los que registran por medio de un sistema usual de monetización.

“Creemos que un modelo fondeado por la audiencia, en el que los suscriptores paguen directamente por el contenido que más valoran, es uno que alinea los intereses entre creadores y consumidores”, dijo durante la presentación Dantley Davis, head of design and research de Twitter, antes de comenzar a detallar que comenzarán a implementarse sistemas de “propinas” y de suscripciones, como Super Follow.

Davis prosiguió remarcando que con este modelo se incentivará a los creadores a hacer más contenido que la audiencia ama. Y aunque no compartió mayores detalles, de los ejemplos que se mostraron en pantalla durante su intervención se desprende que la implementación de Super Follow será visible a través de un mensaje para informar a los usuarios que determinada cuenta ganará dinero gracias a la suscripción, y que a cambio se recibirán contenidos exclusivos.

Un ejemplo aplicado muestra la manera en que una cuenta postea un video que solamente los Super Followers pueden ver. “Vean este tráiler antes que nadie”, dice el mensaje dirigido a los suscriptores que pagaron.

La cuota de Super Follow estará tasada por Twitter en 4.99 dólares al mes, que son aproximadamente 103 pesos mexicanos, bajo el entendido de que la suscripción se podrá cancelar en cualquier momento.

A la par de Super Follow, otro modelo de suscripciones que Twitter pondrá en marcha será el de Revue, con el que los autores podrán publicar newsletters gratuitos o pagados dirigidos a su lectores, lo que engrosará el espectro de monetización de la plataforma.

Hasta el momento se desconoce cuándo serán implementados estos nuevos modelos de monetización, pero también es necesario resaltar que durante el mismo Analyst Day Twitter confirmó que está probando nuevas características de eCommerce, mientras que un representante refirió que por el momento no es posible compartir mayores detalles.

Es evidente que Twitter confía en que sus nuevos modelos de monetización serán un éxito, pues al cierre de la conferencia insistió en que en un par de años habrá condiciones para duplicar los ingresos anuales, de manera que pasarán de los 3,700 millones de dólares con los que cerró 2020 a 7,500 millones de dólares en 2023.