Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

La historia del refugiado preso que escribió un libro en WhatsApp y ganó un premio

La historia de Behrouz Boochani está dando la vuelta al mundo. Un periodista que fue puesto preso tras escapar de la persecución en su país; desde prisión escribió un libro usando solo WhatsApp y ganó el premio literario más prestigioso de Australia.

La historia de Behrouz Boochani está provocando reacciones de admiración y empatía por todo el mundo. Se trata de un periodista kurdo quien huyó de su natal Irán para salvarse de la persecución en su contra.

El periodista explicó que decidió irse entonces de Irán ya que por su condición de periodista tenía serios problemas con las autoridades.

Disney+ le pega a Netflix y anuncia su primera película exclusiva

Boochani pensó que Australia, uno de los países más liberales y desarrollados del mundo, sería su paraíso, pero se equivocó. Una vez que tocó tierra en el subcontinente, pidió así, pero en su lugar se le envió a un centro de detención en Papúa Nueva Guinea. “Fugué de Irán para no ser detenido y terminé en esta prisión de Australia”, manifestó entonces.

Este centro de detención, que ya había provocado controversia por su existencia, contaba con cientos de presos. En 2017 desapareció, pero Behrouz aún fue trasladado a un edificio alternativo para permanecer cautivo.

Behrouz Boochani y el libro que nació de mensajes de WhatsApp

Conmovido por su mala fortuna, Behrouz Boochani decidió usar la escritura como su terapia y escribía a uno de sus amigos cercano mensajes de texto vía WhatsApp. El drama de su historia al final derivó en el inicio de un libro de su autoría, aunque el impedimento de la cárcel lo privó de realizar una redacción, digamos, común, así que tuvo que echar mano de la tecnología.

Boochani asegura que no escribió el libro en papel porque los guardias cada noche rebuscaban entre sus cosas. “Podía perder mis escritos por eso los envíe”, explicó.

Y es que entre todas las especificidades y dramáticos matices de la historia de Boochani, se encuentra la particularidad que fue WhatsApp, la plataforma de mensajería instantánea propiedad de Facebook, la que permitió que su creación viera la luz. Ahora ha sido reconocido con el premio literario más prestigioso de Australia; el premio Victorian de Literatura 2019, que está acompañado por una bolsa de más de 72,000 doblares; además, se hizo con el Victorian Premier en la categoría de “No ficción” para este año, que cuenta con 18,000 dólares de recompensa.

El libro de Behrouz Boochani fue publicado por The Guardian y lleva el nombre de “No friend but the mountains: writing from Manus Prison by text message from inside a detention centre” (“Sin más amigos que las montañas: escribiendo desde la prisión de Manus por mensaje de texto desde un centro de detención”).

“De cierta manera, soy feliz porque pude llamar la atención sobre esta difícil situación, y mucha gente ha conocido sobre ello, lo cual es genial… Pero por otro lado siento que no tengo el derecho a celebrarlo porque muchos amigos míos están sufriendo en ese lugar”, contó desde la celebración por la entrega del Premio Victorian. “Para nosotros, lo primero es obtener la libertad, salir de aquella isla y comenzar una nueva vida”, añadió.

“Sin amigos, más que las montañas…” El libro de WhatsApp

El libro de Behrouz Boochani abunda sobre los maltratos sobre aquellos que buscan la supervivencia lejos de sus países natales, los tristemente célebres refugiados. Según lo describe el diario español El País, “Es una crónica en primera persona del intento de acabar con la identidad, la humanidad y la individualidad de las personas en riesgo de exclusión que huyen de la muerte y se encuentran con el rechazo: “No somos ni ángeles ni demonios. Somos humanos, simplemente humanos, somos gente inocente”, dice Boochani en la entrevista con la cadena británica. “Ayer un refugiado inocente se convirtió en víctima del campo de prisioneros de Bellwood en Sydney. Hoy, un joven refugiado intentó suicidarse en Manus. Afortunadamente, sobrevivió. No sé cuánto tiempo este gobierno quiere continuar con esta violación de los derechos humanos”, puede leerse en uno de sus últimos mensajes publicados en su cuenta de Twitter, desde el centro de Manus”.

 

Comentarios