Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Android Studio 3.4: más promesas que realidades

Android Studio es la herramienta de Google para programar en el sistema operativo móvil Android. Con esta nueva versión, sin embargo, el equipo de desarrolladores parece no estar escuchando a los programadores

El nombre de esta versión  deAndroid Studio parece ser “Marble” (canica), pero en este proyecto, los desarrolladores se han fijado más en las características principales y el flujo en el ambiente de desarrollo (IDE), de manera que éste sea sólido como una roca. Y sí, esta nueva actualización está siendo también un dolor de cabeza. Por ejemplo, si uno la instala y quiere correr los proyectos anteriores, todo va a fallar por el nuevo Gradle, que no parece ser compatible con lo anterior.

Sin embargo, hay que reconocer que no hay quejas de todos los programadores respecto a esto aunque no es claro qué han hecho para evitar este problema. Después de mucho batallar, algunos programadores en Android Studio han hallado cómo solventar el problema pero la pregunta que flota en el ambiente es: ¿Por qué en cada actualización tengo que pasar por esto?

El equipo de Android Studio está sin duda tratando de hacer las cosas mejores, pero los programadores de Android siguen experimentando una serie de dificultades. La nueva herramienta de administración de recursos de la app es buena, pero hay que pasar por cientos de páginas de tutoriales para poder usarla y para colmo, los tutoriales son obsoletos. El emulador, una parte fundamental en el desarrollo de Android ha mejorado, pero le han metido un “overhead” al soportar ahora Android Q Beta.

En promedio, el entorno de programación es lento y se debe tener la mejor máquina posible para no tener tantas dificultades.  El comportamiento del ambiente de desarrollo a veces entra en una larga pausa y en otras ocasiones parece funcionar bien, pero en general, las cosas no están mejorando, sino que todo lo contrario.

El panel de propiedades, que tiene un entorno definible, ha sido mejorado un poco realmente: “Ahora tenemos un solo panel, con secciones colapsables para propiedades. Adicional a esto, errores y advertencias tienen ahora su propio color en el código. Hemos puesto un control a los recursos para cada propiedad y hemos actualizado la parte de la selección de cada color”. Y sí, todo esto es cierto, pero la realidad es que las mejoras son muy pocas. La pregunta es pues si valió la pena apurarse para sacar esta versión.

El video que explica lo que han hecho en esta versión puede verse aquí:

 

 

En conclusión, Android Studio no le hace al principiante ningún favor y probablemente da características que son muy avanzadas pero que incluso los programadores experimentados usarán en raras ocasiones. Digamos que mientras no se pongan las pilas haciendo las cosas más fáciles para aprender y trabajar con Android Studio, quizás haya que ver otras alternativas de terceros.

Comentarios