Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Razones por las que Android nos ha enamorado

Android es uno de los sistemas operativos que ha enamorado a millones de usuarios, y estas son algunos de los porqué.

Android es uno de los sistemas operativos más utilizados en todo el mundo, y su popularidad no ha sido tal únicamente por estar presente en muchos de los smartphones más vendidos en todo el planeta, pues Android ha tenido una filosofía de libertad desde su nacimiento, y aunque su futuro podría ser distinto, al día de hoy sigue manteniendo muchas de las cosas que nos han enamorado.

Por eso, en este 14 de febrero no está mal que retomemos las cosas por las cuales Android nos ha enamorado, quizá muchos tengan razones distintas a las mías, algunos quizá estén totalmente de acuerdo, pero así es el amor, cada quien lo ve con diferentes ojos.

Imagen de Eyeni.bis

Android es libre

Aunque en su momento esta no fue la razón por la que elegí Android, sí se convirtió en el principal argumento para quedarme con este sistema operativo, el cual llevo usando más de 8 años.

Y es que la gran virtud de Android es que le permite a los usuarios tener la libertad de elegir qué quieren en su smartphone, desde la capa de personalización pro fabricante, o un launcher que cambie la interfaz de un momento a otro.

Así mismo, la posibilidad de escoger si instalar o no una aplicación desde la Play Store, o poder modificar ajustes del sistema para que el teléfono funcione justamente como nosotros queremos.

No te gusta ese tipo de letras, cámbialo. No te gusta el menú de ajustes, entonces elige otro. No te gusta algo en el software de tu equipo, entonces seguramente hay una opción que puedas escoger para hacerte sentir mejor.

Con este proyecto de Google siempre tendrás la última versión de Android

Tiene una gran comunidad

Android tiene una gran comunidad de desarrolladores detrás, no solo con Google, sino con todos aquellos que se dedican a las ROMs, y es que está gran comunidad trabaja mucho tiempo para llevar nuevos desarrollos a tu teléfono cuando es incluso olvidado por los fabricantes.

Sabemos que en Android la fragmentación es un gran problema, pero incluso para los que quieren tener instalada la última versión de Android, como para todos aquellos que su teléfono ya no cuenta con soporte siempre hay una ROM disponible que podría darle una segunda vida a tu teléfono, y el caso más claro son los Nexus, donde todavía el icónico Nexus 5 tiene una ROM con Android Pie.

Así es como muchos teléfonos que son olvidados por sus fabricantes incluso en sus primeros años de vida en el mercado siguen recibiendo amor por parte de los desarrolladores, ojalá hubiera muchos más dispositivos disponibles con una ROM compatible, pero al menos los modelos más populares siempre tendrán la oportunidad de vivir muchos años más.

Hay una gran diversidad

Parte de su libertad viene también de su diversidad, y es que como lo mencioné anteriormente, Android tiene una gran diversidad, tanto de dispositivos como de formas. Hay Android en los teléfonos, televisores, relojes y otros gadgets. Pero si nos vamos únicamente a los teléfonos vamos a encontrar que cada fabricante nos muestra su visión de Android a su manera.

Por una parte tenemos los Android chinos, que tienen sus rasgos muy marcados como Xiaomi o Huawei, por otro lado tenemos el Android puro de Google y los Android One, pero qué tal el Android de Samsung con One UI, cada quién tiene una forma de “vestir” a sus equipos, pero todos parten de la misma base.

Conozco gente que solo compra teléfonos de una marca por la capa de personalización, como los que también compran únicamente un Pixel, Nexus o Android One para tener Android puro, tal y como lo ha diseñado Google para sus usuarios.

Sin embargo, aunque el debate siempre será eterno sobre si es mejor una capa de personalización o no, y si es así, entonces cuál es la mejor capa de personalización, siempre será bueno saber que en Android hay sabores y colores para todos, aunque también es parte de eso que muchas veces la fragmentación no mejora. Pero en fin, ninguna relación es perfecta.

Comentarios