Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Amazon deja de usar MongoDB y lanza DocumentDB

MongoDB era usado por Amazon en los servicios de su nube, pero para deshacerse de las críticas sobre el no colaborar con el proyectio de código abierto de MongDB, decidieron lanzar su propio manejador de documentos. Esta es la historia.

Amazon ha lanzado un manejador de base de datos que es compatible con el API de MongoDB, que es un sistema de base de datos NoSQL orientado a documentos, desarrollado bajo el concepto de código abierto. El nuevo manejador de Amazon no usa ni una línea de código de MongoDB. Aparentemente Amazon decidió crear su propio navegador ante los intentos de MongoDB de hacer que Amazon pagara por usar su software de código abierto.

El imperio sigue: Amazon realizará su propio evento de robótica

Básicamente Amazon cambia de manejador. Ahora usará DocumentDB. La empresa lo describe así: un servicio de manejo de datos de documentos que soporta las cargas de MongoDB. Se ha diseñado para ser compatible con las aplicaciones en MongoDB y sus herramientas.

Se supone que Amazon notó que sus clientes habían encontrado todo un reto el construir aplicaciones que tuviesen un alto desempeño en MongoDB y que puedan escalar al uso de Terabytes, porque hay una complejidad que viene en general cuando se usan clústers MongoDB. Por ello, Amazon DocumentDB implementa el API 3.6 de MongoDB emulando las respuestas que un cliente de MongoDB espera de un servidor MongoDB y con ello, permitiendo a los clientes usar sus manejadores MongoDB que tengan, así como sus herramientas, pero ahora con Amazon DocumentDB.

Sin embargo, no se dice que Amazon y su servicio AWS fueron criticados en el pasado por tomar software de código abierto, hacer algunas mejoras, renombrarlo y sin necesariamente pagar lo justo a los desarrolladores originales. Ellos pensaban que el hecho de que Amazon usara su software era suficiente reconocimiento.

MongoDB por su parte se sintió que tenía el nombre suficiente como para evitar este tipo de comportamiento. Así que cambió los términos de su licencia para decir explícitamente que si una compañía quería usar y modificar su manejador, por ejemplo, explícitamente ofrecer MongoDb como un servicio, tenía que comprar una licencia comercial o abrir a código abierto el servicio.

En ese tiempo, Eliot Horowitz, CTO de MongoDB dijo oficialmente: “El mercado está cada vez más consumiendo software como un servicio, creando una increíble oportunidad para fomentar la creación de nuevo software de código abierto del lado del servidor. Desafortunadamente, una vez que un proyecto de código abierto se vuelve interesante, es fácil para los vendedores de la nube, quienes no han desarrollado el software para capturar todo el valor, el usarlo sin contribuir nada a la comunidad. Nosotros hemos contribuido mucho a -y nos hemos beneficiado de- el código abierto y estamos en la posición única de liderar un problema que afecta a muchas organizaciones. Esperamos que esto ayude a inspirar más proyectos y proteger la innovación de código abierto.”.

Es claro pues que una cosa es hacer proyectos de código abierto con los más grandes ideales y otra la de permitir que empresas que bien pueden apoyar a estos desarrollos no lo hagan, aunque estén en su derecho (y claro, antes de que las propias empresas como MongoDB cambien las reglas de su licencia de uso).

Por ello, Amazon decidió deshacerse del problema creando su propio manejador y además, haciéndolo compatible con MongoDB, lo cual es un movimiento ingenioso. Por su parte Dev Ittycheria, CEO de MongoDB, tuiteó:

Primero ellos te ignoran/Después ellos se ríen de ti/Después ellos tratan de copiarte/Y entonces ellos cambian el mundo.

MongoDB tiene su grupo de seguidores, su comunidad, pero con el anuncio de Amazon, sus acciones bajaron 13%. Vamos a ver qué pasa pues hay gente descontenta con la maniobra de Amazon, que -hay que decirlo- no ha hecho nada fuera de lugar, pero que éticamente deja mucho que desear.

Comentarios