Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

¿Cuáles son los smartphones de gama alta de 2019 más difíciles de reparar?

¿Huawei P30 Pro? ¿Samsung Galaxy S10+? Si quieres saber cuáles son los smartphones más difíciles de reparar, echa un vistazo a este listado.

Este año, diversas compañías como Huawei, Samsung, Apple, Xiaomi u otras, han lanzado dispositivos con características muy interesantes y avanzadas. Sin embargo, mientras más complejas sean las funciones de un smartphone, más complicada podría llegar a ser su reparación.

De hecho, hay ocasiones en las que los usuarios deben acudir al soporte técnico oficial, lo que podría incrementar notablemente el despilfarro de dinero. Hasta las propias marcas prefieren cambiar un dispositivo por otro en lugar de tener que repararlo, pero eso sólo si se está dentro del periodo de garantía.

Por ello, basándonos en el medio especializado iFixit, te mostraremos cuáles son los smartphones con mayor nivel de complejidad en su reparación. 10 es lo más fácil y 0 lo más difícil.

Si estás interesado en conocer la reparabilidad de smartphones que salieron en 2018, puedes echar un vistazo a este enlace.

¿Estás listo? ¡Comencemos!

¿Es malo si cargo mi smartphone con un cargador genérico?

Huawei P30 Pro

huawei-p30-pro

Reparabilidad: 4 de 10

Lo fácil:

  • Sólo se necesitó de un destornillador para manejar todos los tornillos.
  • El reemplazo de la batería es posible, si estás dispuesto a luchar a través del pegamento.

Lo difícil:

  • Un vidrio muy pegado tanto por delante como por detrás significa un mayor riesgo de rotura y dificulta el inicio de las reparaciones.
  • Las reparaciones de la pantalla requieren mucho desmontaje mientras se combate el adhesivo resistente.

Samsung Galaxy S10+

Reparabilidad: 3 de 10

Lo fácil:

  • Un solo destornillador funcionó para sacar todos los tornillos.
  • Muchos componentes son modulares y pueden ser reemplazados independientemente, aunque el puerto de carga está soldado a la placa madre.

Lo difícil:

  • Hay que batallar con un adhesivo muy resistente y las reparaciones de pantallas requieren mucho desmontaje.
  • El vidrio en la parte frontal y trasera implica mayor riesgo de rotura.
  • La sustitución de la batería es posible, pero extremadamente difícil.

Huawei Mate 20x

Reparabilidad: 4 de 10

Lo fácil:

  • Muchos componentes son modulares y pueden ser reemplazados independientemente.
  • Se puede acceder a la batería después de remover la tapa trasera y el marco medio.

Lo difícil:

  • Los cristales delanteros y traseros pegados representan un mayor riesgo de rotura, a la vez que dificultan la puesta en marcha de todas las reparaciones.
  • Las reparaciones de la pantalla requerirán un desmontaje casi completo.

iPhone XS/XS Max

Reparabilidad: 6 de 10

*Estos dispositivos son de 2018, así que habrá que esperar a que Apple lance sus nuevos modelos.

Lo fácil:

  • Sencillo acceso a la batería
  • El Face ID se conserva sin problemas, ya que la extracción dehardware es prácticamente mínima.

Lo difícil:

  • Los tornillos son poco comunes y complicados de extraer.
  • El vidrio trasero roto requiere un reemplazo completo del chasis.

5 cosas que puedes hacer con tu Chromecast de Google y que no sabías

El año aún no finaliza, así que iFixit continuará realizando análisis de reparabilidad. Estaremos al tanto de nuevos dispositivos.