Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

¿Qué tienen en común el Pixel 3a y el iPhone XS Max según iFixit?

Aunque uno vale casi dos veces menos, tienen algo en común que muchos fanáticos de los Google Pixel van a agradecer.

Hace un par de días Google presentó sus primeros teléfonos de gama media conocidos como Pixel 3a y Pixel 3a XL, de hecho, ya te hemos contado en video los primeros detalles e impresiones de estos nuevos equipos. Pero algo que ha llamado la atención, es que a pesar de que los nuevos Pixel valen casi dos veces menos lo que cuesta un iPhone XS Max, estos teléfonos tienen algo muy peculiar en común.

Según el popular sitio de reparaciones, iFixit, los nuevos Pixel económicos son equipos relativamente sencillos de reparar, de hecho, su calificación de reparación es más alta en comparación con el Pixel 3 XL.

Y es que el Pixel 3a ha recibido una calificación de 6 sobre 10 en reparabilidad, que es exactamente la misma puntuación que consiguió el iPhone XS Max, iPhone XS y iPhone XR.

VIDEO: Primeras impresiones de los teléfonos Pixel 3a de Google

¿Qué es lo más fácil de reparar en el Pixel 3a?

Según ha mencionado iFixit, mayoría de los componentes son modulares y se pueden reemplazar fácilmente una vez que se retira el ensamblaje de la pantalla. Y es justamente este punto el que beneficia que su calificación se tan alta, pues la mayoría de los teléfonos actuales tienen una calificación promedio de 4 sobre 10.

Así mismo, la batería no cuenta con tanto adhesivo como en muchos teléfonos, y por último, la mayoría de los tornillos son Torx T3 estándar, los cuales son muy sencillos de conseguir para alguien que se dedique a la reparación.

Donde el Pixel 3a tiene su primer tropiezo es el la cantidad de cables delgados que según iFixit incluso pueden romperse con mucha facilidad, sin embargo, más allá de eso los especialistas no van a tener ningún problema en abrir y reparar con facilidad este dispositivo.

Una de las cosas que ha beneficiado la calificación de los Pixel 3 es que lejos de contar con chips y elementos complejos como un Procesador Visual Core para imagen, tecnología de carga inalámbrica o un cuerpo de cristal con exceso de pegamento en su interior, Google ha apostado por no complicarse las cosas ni en diseño ni en componentes, y sus nuevos teléfonos son igual de fáciles de reparar que un iPhone XS Max.

Comentarios