Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Cómo sería el iPhone si Steve Jobs estuviera vivo

¿Steve Jobs hubiera permitido ese notch en los nuevos iPhone?

No hay duda alguna de que Steve Jobs ha sido uno de los personajes más entrañables del mundo de la tecnología, una de sus grandes creaciones fue el iPhone, que para muchos es el producto que cambió el mundo y sigue marcado la tendencia del mercado aún 10 años después de su lanzamiento. 

Y jústamente el 5 de octubre recordamos los 8 años del fallecimiento de Steve Jobs, el cual probablemente no habría permitido muchas de las cosas que hoy se han vuelto una realidad en Apple. 

Un ejemplo de ello es Apple Music, el servicio de streaming de música que llegó a competir con Spotify, pues en vida, Jobs dejó muy claro estar en contra del streaming de música, razón por la que apostaba con mucha fuerza por iTunes y su tienda de música, misma que Apple ya ha cerrado. 

Claro que los pensamientos de Steve Jobs podrían ser diferentes hoy en día si siguiera con vida, quizá en se habría percatado de que el mercado de streaming de música hoy ha tomado una gran relevancia, y probablemente hasta haya cerrado iTunes mucho antes de lo que lo hizo Apple. 

Pero la gran interrogante es… ¿cómo sería el iPhone si Steve Jobs siguiera con vida? Esta es una respuesta que nunca tendrá un respuesta certera, hoy solo queda especular en los cambios que nunca hubieran llegado con base en los comentarios e ideas de Jobs en aquellos años, pero quizá al ver la evolución del mercado de smartphones hubiera tenido una opinión diferente. 

La relación entre Toy Story y Steve Jobs que muy pocos recuerdan

Un iPhone sin notch

Es probable que el notch hubiera sido historia con Jobs al frente de Apple, y no lo digo por el diseño que tiene y que a muchos no les gusta, sino porque dudo que en algún momento hubiera permitido que Apple quitara el Touch ID de sus teléfonos, pues era una de las características que hizo tan popular el iPhone con el modelo 5s y de ahí con los que siguieron. 

Steve Jobs era amante de lo práctico, con él nació este concepto de Apple de no lanzar algo por ser “tendencia”, sino de lanzar algo hasta que funcione bien, hasta que el mercado esté preparado para dicha tecnología. 

Los estándares de calidad de Jobs eran muy altos (incluso Apple sigue respetando muchos de estos estándares) y no podemos negar que a pesar de que el Face ID funciona bien, sí generó muchas molestias en los usuarios cuando decidieron reemplazar  el Face ID por el Touch ID 

Quizá esto hubiera servido para que Apple fuera la primera en implementar los lectores de huellas en pantalla, y digo probablemente si de verdad esta tecnología hubiera conseguido los estándares de calidad de la compañía. 

Touch ID

También es cierto que Jobs nunca vio el iPhone con lector de huellas en pantalla, pero es muy probable que supiera de estos planes cuando aún estaba en vida, pues el desarrollo de Touch ID tardó varios años en concretarse. 

Nada de versiones grandes

Algo que no le gustaba para nada a Steve Jobs eran los teléfonos con pantallas más allá de las 5 pulgadas. Él siempre dejó claro que el teléfono debía ser pequeño, de ahí que los iPhone en los que Jobs trabajó siempre fueron de pantalla pequeña. 

Fue hasta el iPhone 6 Plus cuando Apple empezó a probar con las pantallas más allá de las 5 pulgadas, sobre todo para buscar competir contra fabricantes Android que estaban apostando por teléfonos mucho más grandes donde se pudiera disfrutar mucho mejor de la experiencia multimedia. 

iphone-11-nombres

Nada de versiones “económicas”

Probablemente una de las cosas que nunca hubiéramos conocido con Jobs al frente de Apple hubiera sido el iPhone XR y su sucesor el iPhone 11, modelos “económicos” que hacen más grande el catálogo de Apple. Y es que a pesar de que hoy se ha demostrado que son los súper ventas de Apple, a Jobs no le gustaba la idea de segmentar el iPhone, de ahí que siempre hubiera un solo modelo de iPhone mientras estuvo con vida. 

Así es el iPhone sin notch que podría llegar en 2020

Quizá a Jobs no le hubiera gustado la idea de un iPhone para las masas, aunque también debo decir que una de las cosas que Jobs “odiaba” de Android era que le “robaba” mercado, y un iPhone que le garantizara ser un súper ventas y venderse tan bien como los teléfonos Android quizá hubiera sido una apuesta de Jobs.