Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Autos_propiedad

Por muchos años las licencias de software indican que cuando uno compra un programa, éste no te pertenece, sino que simplemente te están dando permiso, una licencia, para usarlo. Pero el hecho de estos contratos de software (muy comunes) es que el software que compras no es tuyo. No obstante esto, en términos generales parece que este esquema de licenciamiento más bien está en papel porque no sé de ningún caso en donde una empresa le haya dicho al usuario: “te quitamos la licencia de uso”. Curiosamente, con este nuevo modelo de negocios de rentar el software (como ahora hace Adobe, por ejemplo), permite que se cumpla esta idea de que sí, te lo están licenciando por meses. ¿No pagas un mes? No puedes correr el programa. La aplicación te avisará que no has pagado.

Pero pensar en este modelo en lo que se refiere por ejemplo, a autos, resulta extraño al menos. Pero GM se h unido a John Deere para que el gobierno norteamericano confirme que literalmente nadie que compra un auto se convierte en propietario del mismo y es porque los motores de esa empresa usan un software muy específico que los hace funcionar de maneras que sólo GM parece saber.

Como Deere, GM quiere detener a la Oficina de los Derechos de Autor por dar una excepción al Acta de Derechos de Autor Digital del Milenio, lo que permitiría en principio hacer jailbreak del código en el motor de tu coche, de manera que pudieses entonces llevarlo al mecánico de tu confianza para los servicios y no tener que ir con la agencia oficial GM. Controlando quién le puede dar servicio a tu auto, GM puede forzarte a comprar solamente las partes específicas, oficiales, costosas, logrando así un negocio mucho más rentable.

GM dice que todo este problema es de derechos de autor y de software y es lo mismo que está ahora haciendo John Deere con su empresa de tractores. Sus argumentos son:

  • Los coches funcionan porque el software les dice a todas las partes cómo operar.
  • El software que le dice a todas las partes cómo operar está escrito específicamente para ese motor.
  • El código fuente y objeto es sujeto de los derechos de autor.
  • GM tiene los derechos de autor de ese código.
  • Un auto moderno no puede funcionar sin ese software, es parte integral de todos los sistemas.
  • Por lo tanto, la compra o uso de un auto es un acuerdo de licenciamiento.
  • Y si es así, GM es el propietario y puede permitir o prohibir ciertos usos o accesos.

La realidad es que todo esto suena demasiado bizarro. Por hacer más dinero se inventan todo género de estrategias y este es el caso, creo, de General Motors.

Referencias:

Boing Boing 

Desde la Red…
Comentarios