Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Trump

Donald Trump, uno de los precandidatos del Partido Republicano para contender por la Presidencia de Estados Unidos en las elecciones de 2016, fue el político más nombrado esta semana por los usuarios mexicanos en Twitter y otras redes sociales.

Esto debido a que el martes pasado, durante una conferencia de prensa, literalmente mandó a callar al periodista mexicano Jorge Ramos, quien a su vez había interrumpido con sus preguntas una de las respuestas que Trump daba a otros de los reporteros presentes.

Cabe aclarar que Ramos trabaja en Univisión, que es la cadena de TV en español con mayor tradición y presencia en Estados Unidos y que solía tener varios convenios con Trump, como el que le permitía transmitir el concurso Miss Universo o el que le daba acceso a los empleados de la televisora a utilizar los campos de golf del ahora precandidato republicano.

En las primeras horas posteriores al incidente Ramos-Trump, el hashtag #JorgeRamos tuvo más de 170 mil menciones en Twitter, además de que el video que muestra el momento en el que Trump le dice al periodista “regresa a Univisión” registró más de 700 mil visitas en 24 horas sólo en el canal de YouTube de esa cadena de TV (en otros medios importantes tuvo un promedio de 200 mil).

Además, el video que muestra los momentos que pasó el periodista afuera de la sala donde se llevaba a cabo la conferencia de prensa tuvo más de 800 mil.

Independientemente de si Jorge Ramos actuó bien o mal al interrumpir una conferencia de prensa cuando no tenía la palabra, lo cierto es que Donald Trump es un personaje que funciona muy bien mediáticamente y que sabe perfectamente qué decir para ganar espacios en todos los noticieros y periódicos, los cuales son también muy debatidos en redes sociales, donde el político tiene una excelente estrategia.

Y es que Trump es una figura de los medios más que de los negocios. En realidad, no es tan rico como presume, ya que su fortuna asciende a unos 4 mil millones de dólares, mientras que las de Bill Gates o Carlos Slim están por encima de los 77 mil millones.

En los 90, su compañía estuvo en quiebra, pero en este siglo se recuperó y su consorcio posee edificios, campos de golf y hasta un serial de automovilismo; asimismo, en los últimos años, su paso por lo medios ha sido exitoso, como en un reality show llamado “El Aprendiz”, donde un grupo de altos ejecutivos se enfrentan a una serie de pruebas extremas (y hasta crueles) para competir por un premio de 200 mil dólares y un puesto directivo en alguna de sus empresas.

Así que Trump encarna muy bien el “sueño americano” de un sector importante de la sociedad estadounidense, que además es conservador y que aplaude los comentarios contra los antimexicanos que “les roban los empleos” o que “son delincuentes”. Esto le funciona tan bien que hoy encabeza las encuestas que miden las preferencias de los votantes republicanos.

En ese contexto, correr de una conferencia de prensa al periodista latino más importante de EU y sugerir la construcción de un muro en la frontera con México son acciones que hoy, gracias a las redes sociales y a la inmediatez de los medios, tienen un impacto inmediato a nivel mundial, y no se diga cuando Trump hace un comentario en Twitter, como cuando prácticamente se burló de la fuga del Chapo.

Algunos analistas, como Jorge G. Castañeda, que al inicio de la campaña de Trump decían que era mejor ignorarlo, hoy le dedican varios minutos de sus espacios en radio y TV, así como comentarios en sus columnas de los periódicos en los que colaboran. Ante la gran polémica que levanta, es imposible mantenerse indiferentes.

Así que Trump, se quiera o no, se está convirtiendo en uno de los mejores comunicadores del siglo 21 con una fórmula sencilla: dar mensajes directos, polémicos y políticamente incorrectos que generan una ola de comentarios a favor y en contra… una receta que ya llevan varios años aplicando diversos personajes, como las figuras de YouTube o algunos tuiteros famosos.

Habrá que ver qué pasa en las próximas semanas. Lo más seguro es que Trump no consiga la candidatura del Partido Republicano y pase lo mismo que en los 90, cuando Ross Perot, que contendió por la Presidencia de EU de manera independiente, no consiguió robar votos suficientes al momento de la elección, pero que durante la campaña tuvo una gran presencia en medios, también gracias a comentarios polémicos muy parecidos a los de Trump.

La polémica de un personaje como Donald Trump es algo que ya hemos visto, pero muchas cosas han cambiado dramáticamente en estos días.

Así de simple.

Desde la Red…
Comentarios