Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Elon Musk, empresario nacido en Sud África y co-fundador de PayPal, acaban de anunciar la salida de su segundo automóvil eléctrico: el Tesla modelo S. Y aunque la producción del automóvil todavía se demorará dos años y medio, ya hay muchos entusiastas que quieren tener un transporte eléctrico que de verdad sea funcional.

El modelo S promete un rango de 300 millas, por lo que no hablamos de un auto eléctrico solamente para estar en la ciudad. Igualmente, la batería se recarga en 45 minutos, al contrario del primer modelo de Tesla, el Roadster, en donde la pila requería de muchas horas para recargarse totalmente.

Ya empresas como Mitsubishi, Mercedes-Benz, BMW, Nissan, Ford y Hyundai están desarrollando vehículos eléctricos y tienen planes para comercializarlos a partir del 2011. Sin embargo, estos vehículos tienen rangos de no más de 100 millas. El modelo S es mucho más poderoso y desde luego, mucho más costoso. Se dice que costará unos 49,000 dólares después del crédito federal para vehículos eléctricos (en los Estados Unidos).

El Tesla modelo S es un vehículo muy bonito y espero que tenga éxito“, indicó el editor de GreenCardAdvisor.com John O’Dell. Desafortunadamente hay algunos severos retos para su producción, entre los que destacan los fondos para poder desarrollar una planta de fabricación, la cual costaría alrededor de 350 millones de dólares y además, pretende crearse con fondos federales, considerando que se trata de un auto no contaminante y con todos los beneficios de usar energía eléctrica. Habrá que ver si el gobierno otorga esos fondos.

También Tesla está preocupada por la cadena de insumos que necesita, la cual está en dificultades debido a la recesión y a la falta de créditos. “El chasis del Tesla fue construido de cero para este automóvil“, ha dicho O’Dell, “lo que significa que Tesla debe estar contando con la existencia de partes de la cadena automotriz para poder armar su modelo en serie“.

Asumiendo que logren esta etapa, Tesla entonces deberá preocuparse por la competencia. “Habrá que ver qué puede hacer esta empresa contra compañías como Toyota o GM, con sus productos híbridos o puramente eléctricos“, hizo notar el propio O’Dell.

El modelo S no es lo mejor a otras alternativas verdes, comentó Rob Enderle, principal analista del grupo Enderle, en donde hay alternativas más económicas (que el modelo S), que dan más automóvil por menos dinero. Nissan por su parte lanzará el año que viene en los Estados Unidos su auto eléctrico. Se asume que éste será más económico que el precio propuesto por la empresa Tesla.

El reto del automóvil no contaminante está presente. Considerando que los combustibles fósiles tenderán por terminarse tarde o temprano, la única alternativa víable por el momento son los vehículos eléctricos. Las baterías son, por ejemplo, el reto tecnológico más importante que enfrentará esta tecnología amigable con el medio ambiente. De hecho, las nuevas baterías Li-Ion y Li-Polymer que serán usadas en coches como en Chevrolet Volt, así como en el auto de Tesla, Roadster, son costosas y difíciles de maneternasl frías. La batería del Modelo S de Tesla está basada en la del Roadster.

Tesla tiene un gran reto, que es ser capaz de mover este automóvil de su prototipo a la realidad en menos de tres años, considerando la situación financiera por la que atraviesan los Estados Unidos (y el mundo en general).

Fuente: TechNewsWorld

Participa en nuestra encuesta:
Desde la Red…
Comentarios