No hay duda que los tiempos cambian. Las cosas no se hacen como antes y lo que era común hace años ahora es obsoleto. Por ejemplo, la empresa japonesa Sony ha decidido cerrar su más grande planta manufacturera de CDs, alegando el impacto de las descargas digitales y otros inconvenientes económicos.

La planta, la cual está en Pitman, Nueva Jersey, ha operado por unos cincuenta año, primero produciendo discos de vinyl, cerrará el 31 de marzo y cerca de 300 personas perderán su empleo. La nave industrial de unos 500,000 pies cuadrados empezó a producir discos de vinyl en los años sesentas y se movió a la fabricación de discos compactos (CD) en 1988. A su máxima capacidad, la planta podía hacer 18 millones de CDs, de acuerdo a su sitio web.

La clausura es un reflejo del giro que ha tomado la industria de la música en los últimos años. En la primera mitad del 2009, la venta de álbumes en CD bajó 18%, algo así como 110.3 millones de unidades, de las 134.6 millones de unidades que vendieron en la misma época el año anterior, de acuerdo a información de Nielsen SoundScan. Sin embargo, las ventas de discos de vinyl  ha ido bastante bien en los últimos cuatro años. en el 2009 se vendieron 2.5 millones de álbumes en los Estados Unidos, comparado con los 1.88 millones que se vendieron en el 2008, de acuerdo a Nielsen Entertainment.

De acuerdo a un reciente artículo de ComputerWorld, las utilidades de las compañías de discos cayeron 7.2%, a unos 17 mil millones de dólares en el 2009. Al mismo tiempo, la venta de música en formato digital -por ejemplo MP3- se incrementó un 9.2%, para llegar a 4.3 mil millones de dólares, lo cual es 10 veces lo que se vendía en el 2004, de acuerdo a la International Federation of the Phonographic Industry (IFPI). La venta física de álbumes -hechos de CDs, cintas y/o vinyl- cayó 12.7% globalmente. La venta de música digital tiene ahora el 25.3% de todas las utilidades de las compañías disqueras. En los Estados Unidos, las ventas digitales suman el 43% de todo el mercado de música grabada, de acuerdo a la propia IFPI

Esta no es la primera vez que Sony elimina una planta fabricante de medios de grabación. En el 2010 cerró su planta de almacenamiento en cintas magnéticas, cuya sede estaba en Alabama, que operó por más de 30 años.

De acuerdo al reporte del Philadelphia Inquirer, Sony está consolidándose en la producción de CDs de música y videos en DVD en una planta en Terre Haute, Indiana.

Fuente: networkworld

Enlaces Patrocinados
Comentarios