Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Un salario elevado no garantiza la felicidad. De acuerdo a un estudio de la revista Emotion, afecta más ver el saldo de nuestra cuenta bancaria que la cantidad en nuestros recibos de nómina, por ejemplo.

La hora sad empezó: Estas son las 5 canciones más tristes según Spotify

El estudio encontró que la liquidez lo es todo, o al menos en cuestión de felicidad y satisfacción. Es decir, no importa si ganas 20,000 o 2,000 pesos, sino la sensación de de saber que cuentas (O NO) con dinero.

La publicación revisó la información de 585 clientes en un banco del Reino Unido para llegar a estas conclusiones. Los datos incluían encuestas sobre qué tan estresados se encontraban con sus finanzas y qué sentían al revisar sus estados de cuenta o el saldos de sus cuentas de ahorro.

“No importa cuánto tenía un cliente o cuánto ganaba, o incluso a cuánto ascendía su deuda siempre y cuando tuviera un monto almacenado al que pudiera acceder con facilidad, lo cual se asocia con mayor felicidad”, dijo a Time Peter Ruberton, el principal autor del estudio y candidato a doctorado en psicología en personalidad social de la Universidad de California en Riverside.

Y así por ejemplo es como uno se engaña cuando tiene dinero “para gastar” y no paga sus deudas.

En términos prácticos haz lo posible por siempre dejar algo en tu cuenta bancaria en lugar de arrasar con tu salario cada quincena, porque ahorrar = felicidad. Ojalá fuera tan fácil.

Comentarios