Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Proyecto Atlas: Facebook les paga a los jóvenes para espiarlos

La empresa les está dando dinero a los adolescentes para poder acceder a toda la actividad de su smartphone.

De nueva cuenta Facebook está en el ojo del huracán y esta vez por darse a conocer que les están pagando a los jóvenes para tener acceso a todos sus datos.

La información salió a relucir gracias a la investigación que realizó TechCrunch, donde se confirmó que la compañía les pagaba a los usuarios de 13 a 35 años, cerca de 20 dólares mensuales para que usaran una aplicación que capturaba todo lo que hacían.

Mega combo: Zuckerberg quiere juntar a WhatsApp, Instagram y Facebook Messenger

La herramienta en cuestión lleva el nombre de Facebook Research y como su nombre lo dice, recopila datos de:

  • Las navegaciones que hacen las personas en su celular
  • Las aplicaciones de mensajería instantánea
  • La localización del teléfono
  • Los archivos enviados a través del smartphone
  • Al historial de pedidos en Amazon

Esto por supuesto que se consideraría como un abuso a la privacidad, sin embargo, Facebook no lo considera así, ya que comentó que todo tiene un propósito “inocente” y es el de investigar los gustos de las personas:

“Al igual que muchas compañías, invitamos a las personas a participar en investigaciones que nos ayuden a identificar cosas que podemos hacer mejor. Dado que esta investigación tiene como objetivo ayudar a Facebook a entender cómo las personas usan sus dispositivos móviles, brindamos amplia información sobre el tipo de datos que recopilamos y cómo pueden participar. No compartimos esta información con otras personas y las personas pueden dejar de participar en cualquier momento”.

Sin embargo, el asunto se torna turbulento cuando se conoce que todo forma parte del Proyecto Atlas, que nació desde el 2016 y lleva recabando información de sus usuarios todo ese tiempo, lo cual va en contra de las políticas de Apple.

Asimismo se aprecia que es una herramienta parecida a Onavo, la cual rastreaba el uso que les daban las personas a sus planes móviles, así como qué otras aplicaciones estaban usando, bajo el fin de encontrar qué tenía su competencia que ellos no.

Al saber este tipo de información y con el terrible historial que tiene Facebook con los datos privados de las personas, se puede deducir que nada bueno sale de experimento de este tipo, y prueba de ello es que actualmente Facebook cerrará el programa en iOS, pero lo mantendrá abierto en Android.

Esto último demuestra que hay algo sucio detrás, ya que Mark Zuckerberg prefiere eliminar su app de espionaje a confrontar directamente a Apple.

Comentarios