Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

La buena gente que me sigue en Twitter (mi usuario es cmatuk, perdón a Daniel que no pude responderle en buen tiempo) supo, o no, de las penurias y tragedias que pasé esta semana con mi Macbook. Hace unas semanas el OS X que tengo instalado empezó a fallar, congelarse y a volverse mas lento que un vochito del 60, y de ahi todo se fue en picada hasta acabar con un sencillo upgrade que Mac OS X hace de manera automática, tenia que actualizar los codecs de Airport (la tarjeta de red inalámbrica en Mac) por una nueva versión asi como unas mejoras a la suite iLife 09.  Al reiniciar mi computadora fue el choque del Titanic con el iceberg.

Al volver a llegar a la pantalla de registro de usuario y contraseña, el sistema empezó a hacer un “loop”, es decir, al ingresar mi password, todo parecía funcionar, pero después de unos segundos regresaba a la misma pantalla de registro. Una y otra y otra vez….Usando todos los dispositivos móviles que pude conseguir, encontré diferentes soluciones que no solucionaron nada y solo lograron quitarme horas de valioso sueño.

Decidí reinstalar Leopard usando una función llamada Archive and Install que instala una copia nueva del OS pero se crea una carpeta con todas las especificaciones de tu anterior configuración para poder regresar todo a la normalidad una vez acaba el proceso.

Para no hacer este post del tamaño de la Biblia, después de esta instalación, todo parecia funcionar bien…pero lo peor estaba por venir. Al reiniciar el equipo (de nuevo, una actualización necesaria ya que Leopard se reinstaló en la versión 10.5.0) OH SORPRESA.!!…TODO desapareció… mis aplicaciones, archivos, posts, imágenes, videos (meramente musicales….) en fin..  En esos 10 minutos de frustración y enojo decidí regresar a Windows donde al menos se que hacer en estos casos (llevo usando Mac apenas dos años).  Pero, una pequeña luz me dio esperanza, mi disco duro seguia teniendo el espacio ocupado  así que retomando mis cursos de programación en niveles sumamente básicos me puse a recuperar carpeta por carpeta en Single Use Mode.

Al final, todo quedó como antes, aunque perdí todos los registros de las aplicaciones que he comprado, las preferencias del sistema y los programas. Decepcionado con Apple por pregonar un sistema que “simplemente funciona recién salida de la caja” y después de casi 8 horas de rescatar mis archivos, desde las canciones hasta los iconos del dock, me fui a dormir por fin

Ah.. por cierto… si me van a decir que hubiera usado Time Machine, por supuesto fue mi primera opción, pero mis respaldos estaban hechos en Leopard 10.5.6 y no eran compatibles con mi recién instalado sistema operativo.

Ahora, de todas las experiencias, siempre hay un lado positivo y uno negativo y como me considero un geek optimista, de todo esto pude aprender más de como funciona Mac OS X en su interior, cosa que me sirve porque en estos tiempos, ser ambidiestros en sistemas operativos es una buena ventaja. (aunque de Linux no tengo la más remota idea jeje)

Bueno estimados lectores, ahora que todo está de regreso a la normalidad y después de usarlos como confesionario tecnológico, me despido y los invito a respaldar de manera intensiva sus discos duros, ya que no hay peor sentimiento en el mundo que ver toda tu fortuna digital desaparecer de un segundo a otro y les deseo un buen fin de semana.

Desde la Red…
Comentarios