Estados Unidos es uno de los países en donde la criminalidad se acerca mucho a la de México. Curiosamente, en el país vecino no tienen los problemas de narcotráfico que aquí son ya casi cotidianos e incluso, considerando que allá comprar armas es un asunto sencillo y legal, cosa que en México siempre ha sido complicado.

Como sea, el gobierno estadounidense tiene montones de cárceles para que los convictos paguen sus sentencias y solamente en California hay unos 130 mil prisioneros que les cuestan al Estado la cifra récord de 75,560 dólares por año, más que lo que cuesta el mismo período de tiempo estudiando en Harvard.

El gobernador Jerry Brown ha puesto a consideración su plan fiscal para el año que económicamente empieza el primero de julio e incluye 11.4 mil millones de dólares para el departamento de correccionales, mientras que también se predice que habrá unos 11,500 menos reclusos en cuatro años porque los votantes aprobaron cambios para liberar antes a algunos de los presos.

Harvard tendrá una clase basada en Game of Thrones

El patrón de costo por preso se ha duplicado desde el 2005 incluso considerando las órdenes de la corte relacionadas para reducir la enorme población de reclusos y reducirla cerca de un cuarto. Los salarios y beneficios para los guardias de los reclusorios, así como los servicios médicos para ellos se han incrementado enormemente.

El resultado es que por preso, este es el costo que paga la nación más poderosa del mundo por delincuente recluido, algo así como 2000 dólares por encima de lo que cobra Harvard al año por tomar clases y vivir en el campus.

Desde el 2015, ya California había incrementado el costo a unos 10 mil dólares por recluso. Hoy la ciudad de Nueva York tiene el segundo sitio de costo por recluso en la Unión Americana, con unos 69 mil dólares al año por preso.

Las críticas indican que habiendo menos reclusos los costos de mantener los reclusorios bajarían notablemente. “Ahora que encarcelamos a menos personas, no vemos sin embargo que el sistema vaya hacia abajo en costos”, dijo Chris Hoene, director del presupuesto de California y del Centro de Políticas. Por ejemplo, el departamento de correccionales tiene un empleado por cada dos presos, comparado por un empleado por cada cuatro presos de 1994.

Harvard rechaza a aspirantes por compartir memes racistas

Pero ¿cúal es la razón de estos costos tan altos? California ha sido altamente criticado por la sobrepoblación en las prisiones y la administración de Brown ahora quiere mantener la mayoría de los delincuentes en las cárceles de los condados en lugar de pasarlos a prisiones federales. Adicionalmente, los votantes en el 2014 aceptaron reducir las penas por drogas o crímenes en propiedades.

El senador Jim Nielsen dijo que los reformadores prometieron un “dividendo de prisión” falso apelando a que así se bajarían los costos, cosa que no ha ocurrido. Joan Petersilia, codirectora del Centro de Justicia Criminal de Stanford, dijo que era “altamente predecible” que por preso el costo se incrementaría incluso si esta población disminuyera.

“Liberamos todo el bajo riesgo, que requiere bajos recursos y mantenemos el riesgo alto, que requiere altas necesidades”.

Referencias: Los Angeles Times 

Enlaces Patrocinados
Comentarios