snowden-obama

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, en una conferencia de prensa, tocó el tema de las actividades de espionaje y vigilancia de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés).  Ha anunciado cuatro acciones que ya la administración a su cargo está tomando para restaurar la confianza del público en la comunidad de la inteligencia del gobierno. Obama planea trabajar con el Congreso de su país para reformar el Acta Patriótica, en su sección 215, y la llamada Corte de Vigilancia e Inteligencia Exterior para dar más peso a las libertades civiles.

Cabe decir que  en la sección 215 se permite la recolección de registros telefónicos. Igualmente, decir: “Trabajaremos junto con el Congreso” es un término vago, porque es claro que para que haya una comunicación entre la administración de Obama y sus diputados y senadores, no es simplemente sentarse a dialogar.

Obama está ordenando al Departamento de Justicia que haga pública su necesidad legal de recolectar información y se ha comprometido a una nueva NSA oficial, dedicada a transparentar los esfuerzos. Habrá también un nuevo sitio web para los ciudadanos, para que aprendan más sobre los procedimientos y la transparencia de las agencias de inteligencia. Finalmente, un grupo de expertos (externos) serán llamados a revisar las capacidades de vigilancia del gobierno norteamericano. Su trabajo incluirá como hacer para mantener la confianza pública así como evitar abusos. Igualmente deberán considerar como las acciones de la comunidad de inteligencia afectarán la política exterior.

Además de estas iniciativas, el presidente Obama ha dejado muy clara su posición respecto a los diferentes aspectos de esta controversia. Y aunque ha dejado claro que “tenemos capacidades significativas”, dijo que “los Estados Unidos no tienen interés en espiar a las personas ordinarias”. Añadió que quienes han levantado la voz preocupados por la privacidad y el sobre-alcance que ha llegado a tener el gobierno son de alguna manera legalmente “patriotas”.

Curiosamente esto último no parece aplicársele a Ed Snowden, de quien ha dicho: “No pienso que el señor Snowden sea un patriota”. Cuando se le preguntó al presidente cómo ha cambiado su opinión respecto a los programas de vigilancia, el mandatario dijo: “mi percepción de ellos no ha cambiado desde que se dio a conocer la historia de Snowden” y agregó: “lo que no están viendo es que no se observa a nadie abusando de estos programas”. Sin embargo, Obama dijo que espera apoyar soluciones tecnológicas que protejan la privacidad, sin importar lo que las agencias del gobierno quieran hacer.

Referencias:

SlashDot

Enlaces Patrocinados
Comentarios