Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

El fin de semana me encontraba haciendo unas compras en un supermercado (en la Ciudad de México) y me topé con esta peculiar máquina expendedora que no ofrece ni papitas ni refrescos… sino DVDs para rentar y disfrutar en tu casa. La marca de la máquina era Video Express y por supuesto tuve que detenerme a examinarla y vivir la experiencia.

El procedimiento es bastante semejante a cualquier otra máquina de este tipo: hay un panel con los títulos disponibles y una pantalla que muestra los trailers de forma periódica. Una vez que haces tu selección, el menú en otra pantalla táctil te va guiando por los pasos a seguir.

Cuando realizas el pago, la película literalmente imprime un DVD y un sobre que utilizarás para devolver el disco a la misma máquina una vez que termine tu período de renta. El pago es acorde a los días que decidas tener la película y se requiere tarjeta de crédito o débito para realizarte un cargo de penalización si te pasas de la fecha límite para devolver el disco.

La experiencia resulta sin duda extraña, sobre todo cuando estamos tan acostumbrados a ir al videoclub a buscar la película y sobre todo a tratar con humanos para realizar la operación. Claro, se podría decir que con los servicios de películas bajo demanda por Internet incluso este tipo de máquinas ya resulta obsoleto pero, no hay que olvidar las velocidades que se requieren para poder disfrutar contenido de este tipo desde la web y las opciones siguen siendo limitadas.

Las máquinas pertenecen a la compañia iMozi y la única información disponible al momento la puedes ver en su página de Internet. ¿Ya has visto estas máquinas? De ser así, compártenos tu experiencia.

 

Participa en nuestra encuesta:
Desde la Red…
Comentarios