Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Si usted estuvo el fin de semana pasado en la tienda Radio Shack correcta, en San José, Calif., pudo haberse hecho de una netbook Acer Aspire One totalmente gratis. El truco: tenía que firmar un contrato de dos años para el servicio de Internet móvil, de AT&T, a 60 dólares por mes más cuota de activación.

Este particular trato terminó el domingo, pero las compañías de teléfonos celulares apuestan a que mucha gente está dispuesta a pagar entre 200 y 300 dólares y comprometerse a gastar 1000 dólares o más los siguientes dos años por una netbook que les permita navegar en la red donde quiera que estén. Probablemente esto sea un buen negocio dependiendo el tipo de computadora que el consumidor quiera y en cómo vaya a usarla.

Verizon y AT&T han empezado a vender netbooks como si fuesen teléfonos celulares: ofreciendo un notable descuento por el dispositivo cuando se liga a un contrato de uno o dos años de servicio de internet inalámbrico. Los clientes pagan una cuota mensual por el uso de la señal inalámbrica y sobre cuántos megabytes de datos pueden enviar o recibir en sus netbooks, de la misma manera que pagan por los minutos que hablan por teléfono.

Esta estrategia está construida considerando la principal razón del surgimiento del mercado de las netbooks: Los consumidores las ven como una alternativa barata y conveniente a las laptops, especialmente cuando se trata de acceder a Internet o checar el correo en donde quiera que se esté. “Suena como un muy buen trato“, indicó Ellen Specht, una terapista familiar retirada, quien recientemente vio una HP Mini notebook por 200 dólares con un contrato de dos años en la tienda inalámbrica de Verizon en Mountain View, Calif.

Como sabemos ya todos, las netbooks no son muy útiles para jugar juegos de alta velocidad, manipular mucha información o editar videos, pero cuando la movilidad es el factor a considerar, es la mejor opción por el momento para los usuarios. Son máquinas que pesan poco y se pueden llevar incluso como si fuese un cuaderno pequeño.

Para algunos usuarios de netbooks, al tener lugares donde se ofrece internet gratis, como cafeterías o grandes malls, la idea de no tener que pagar más por la conexión inalámbrica hace más atractiva la idea. Brad Samuels, un trabajador de la industria metalúrgica indicó: “no necesito pagar una cuenta más mensualmente. WiFi está en todas partes, especialmente en áreas donde hay muchos negocios. Por ejemplo, en estos momentos encontré tres nodos WiFi que puedo usar“.

Los proveedores de Internet inalámbrico están apostando a la habilidad de poder acceder a la red usando sus redes 3G pero eso tiene un precio. Verizon, por ejemplo, tiene un contrato de 40 dólares por mes en donde permite 250 megabytes de transmisión de datos, mientras que AT&T ofrece solamente 200 megabytes. Esto probablemente sea adecuado para aquellos que checan su correo y que usan WiFi con una frecuencia de un par de veces por semana.

Ambas compañías ofrecen un plan de 60 dólares por mes que les permite hasta 5 gigabytes de datos, lo cual es más que suficiente para la mayoría de los usuarios de Internet. Hay sin embargo cuotas extras para aquellos que sobrepasen los límites impuestos, de manera idéntica a los contratos que se hacen a los teléfonos móviles.

Ls compañías de Internet inalámbrico cobran lo mismo si usted compra una laptop con su tarjeta inalámbrica. Pero el costo de estos planes, ¿por qué no navegar la red y hacer llamadas con algún teléfono móvil inteligente como el iPhone? Quizás la razón sea que aunque pequeña, una netbook es mucho más grande que un teléfono móvil como para escribir o leer texto. Al contrario con un iPhone, que es pequeño y por ende, con una pantalla aún más chica que las encontradas en las netbooks.

Fuente: Mercury News

Participa en nuestra encuesta:
Desde la Red…
Comentarios