Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

 

Con la entrada de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos, pareciera que el orden del país vecino ha desaparecido. El nuevo presidente empezó los primeros días de su mandato firmando órdenes ejecutivas para prohibir o al menos reducir la entrada de personas de una serie de países. Las medidas se han echado una y otra vez para atrás, pero eso no quita que mañana de nuevo Trump decida intentar echarlas a andar. Y este patrón puede verse en otros ámbitos. Un día se habla que el Congreso del vecino país no va a darle dinero para el muro con México y al día siguiente Trump vuelve a la carga diciendo que “¡el muro va!”.

Pero regresando a las órdenes ejecutivas de Trump, es claro que muchas de ellas se basan en este temor que le han inculcado a la población de los Estados Unidos sobre los musulmanes o sobre todos aquellos que pudiesen ser de países en donde habitan los terroristas. Y entonces endurecen las medidas de seguridad para evitar que se cuelen los malosos y que vayan a tirar alguna otra torre o bien, ataquen algún edificio federal.

Pornhub protestará contra Donald Trump

Pero si las órdenes ejecutivas de Trump suponían, el ámbito local, volvamos a pensarlo, porque ahora los Estados Unidos han pedido a aeropuertos de otros países para que implementen medidas y prácticas de seguridad más fuertes para aquellos que llegarán a suelo estadounidense.

John Kelly, el secretario de la Seguridad Local del gabinete de Trump ha anunciado que las nuevas medidas ya se están aplicando. y aunque no dio datos específicos, Kelly dijo que los nuevos requerimientos exigen más controles electrónicos (pasos por rayos X), así como medidas para detener los “ataques internos”.

Kelly dijo: “estoy preocupado por ver un renovado interés por parte de grupos terroristas para ir de nuevo contra el sector de la aviación”. Por ello, ahora se busca incentivar a los aeropuertos a que tengan más perros que detectan bombas, así como “puntos de verificación en donde se puedan usar tecnologías de revisión electrónicas de alto nivel, además de puntos en donde se haga una especie de “pre-revisión”. También se busca que los oficiales de aduanas estadounidenses fuera de su país puedan revisar de forma electrónica a los pasajeros antes de abordar en lugar de después de aterrizar en los Estados Unidos.

Pero todas estas ideas parecen no estar lo suficientemente detalladas y hay quien piensa que son ambiguas a propósito. Kelly dijo que las medidas “podrían verse o no verse”, por lo que no está claro cuando los pasajeros tendrán este tipo de revisiones. Reuters por ejemplo reporta que las aerolíneas tienen 21 días para cumplir con las nuevas reglas para monitorear vía rayos X bombas potenciales y además, cuatro meses extra para todas las demás medidas.

Sobre Donald Trump y su miedo a la tecnología

Curiosamente Kelly no anunció una expansión a la prohibición de tablets o laptops, la cual está en efecto en vuelos que vengan de 10 aeropuertos del medio este y de África del Norte. Si los aeropuertos no cumplen con la implementación de estas nuevas reglas, podían ser sujetos a prohibiciones de dispositivos electrónicos para sus pasajeros. Pero por el momento, la prohibición se seguirá manteniendo a los 10 países que originalmente entraron en este veto.

Reuters dijo que Kelly podría levantar una serie de restricciones en esos 10 aeropuertos “simplemente haciendo el tipo de cosas de las que hemos hablado para incrementar la seguridad de la aviación en esas zonas”.

Así entonces, por el momento -para países como el nuestro y toda América Latina- la prohibición de tablets y laptops no se aplica pero recuerde algo: Trump es capaz de pronto de anunciar lo que anunció el día anterior. Así si no es imprescindible que cuando viaje lleve su laptop o su tablet, quizás sea lo mejor dejarla a buen resguardo en casa.

Referencias:

The Verge 

 

Desde la Red…
Comentarios