implante

La investigación y desarrollo de este sensor, está a cargo de la Universidad de Tokyo y el Instituto de Investigación BEANS.  Y es parte de la colaboración académico-industrial llamada ‘BEANS Project’ o Bio Electro-mechanical Autonomous Nano Systems (Nano Sistema Autónomo Bio Electro-mecánico).

El implante está hecho de  hidrogel, el cual puede variar la intensidad de luz que emite, de acuerdo a la concentración de glucosa en el cuerpo. Cuentas fluorescentes de gel, formadas al microfabricar el material, son introducidas al cuerpo, permitiendo medir el nivel de azúcar desde afuera de la piel.

Al ser insertadas estas cuentas en la oreja de un ratón, se pude medir el cambio en la intensidad de la luz conforme el nivel de azúcar en la sangre del roedor sube y baja. Esta tecnología en un futuro llevará a sensores de nivel de azúcar que puedan ser implantados en el cuerpo.

Los obstáculos a los que el proyecto se enfrenta por el momento, es la longevidad en que las cuentas funcionarán una vez implantadas, ya que al entrar un objeto extraño al cuerpo,  proteínas inmediatamente comienzan a adherirse a el y en este caso provoca que la intensidad lumínica de las cuentas disminuya. Y el otro obstáculo es crear un sistema de medición que no sea una molestia para el paciente.

El equipo estima que todo esto llevará entre cinco y diez años cuando menos, antes de ver esta tecnología en pleno uso.

Fuente DiginfoTV

Enlaces Patrocinados
Comentarios