Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Un dispositivo que permite a la gente invidente leer etiquetas en audio en objetos cotidianos se mostró hoy por primera vez. El PenFriend usa código de barras de minutos, que cuando se escanean con una pluma digital, dispara archivos mp3 grabados en la unidad.

Una firma del Reino Unido es la responsable del desarrollo en conjunto con el Instituto Real para las personas invidentes (RNIB – Royal National Institute of Blind People, por sus siglas en inglés). El costo es de menos de 60 libras y puede ser usado para etiquetar alimentos y medicamentos, así como ropa, documentación personal, películas y colección de música. Alison Long, de RNIB comentó al respecto: “Por el momento estamos apenas arañando simplemente la superficie de lo que se puede hacer. Estamos desarrollando organizadores, libretas de direcciones, diarios y calendarios“.

El dispositivo PenFriend es el resultado de la colaboración entre organismos de caridad y la companía Mantra Lingua, con base en Londres. Usa tecnología de identificación óptica (OID – optical identification technology) para imprimir micropuntos en las etiquetas a pegar, las cuales entonces son leídas por el escaner en la punta del PenFriend. Esto dispara la reproducción de archivos mp3, los cuales dan una descripción del artículo etiquetado. Puede guardar hasta 70 horas de grabación de audio por lo que puede ser usado como reproductor mp3. Esto significa que las personas no están limitadas a un par de segundos para describir los objetos que se desean etiquetar. Se puede por ejemplo, indicar el tipo de alimento, la fecha de caducidad, sus ingredientes e incluso las instrucciones para cocinarlo. Para el caso de medicamentos, se puede poner la fecha de venta y la dosis que debe consumirse.

Mantra Lingua originalmente usó el dispositivo de la pluma que habla en libros para niños pero decidió acercarse al RNIB para ver si su tecnología podría ser útil para los niños invidentes o débiles visuales. Coincidentemente, la orgnaizaciones de caridad británicas habían estado buscando un sistema de bajo costo para etiquetar productos: “Vimos el potencial de la pluma que habla y le comisionamos a Mantra Lingua que desarrollara y manufacturara la PenFriend“, explicó Long. Agregó además que el secreto del dispositivo está en el software que lee los códigos de barra de micropuntos.

La etiquetación usando audio no es una nueva idea, pero las versiones previas tendían a ser más costosas que usaban RFID (identificación por radio frecuencia), para etiquetar los productos. Long mencionó: “esto es emocionante porque le da a la gente independencia a un costo razonable y sin necesidad de ser muy técnico” y agregó: “hemos tenido ya una buena retroalimentación positiva, en donde en muchos mensajes y cartas nos dicen que esta tecnología ha cambiado sus vidas“.

Fuente: BBC

Desde la Red…
Comentarios