Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Juncal

Alguna vez se tuvo la loca idea de construir un ventilador gigante en el Ajusco para disipar la contaminación en el aire de la Ciudad de México. Hoy podemos decir que era un plan absurdo en sentido estricto, pero el concepto parece haber sido adaptado para la aplicación de nuevas tecnologías en la producción de energía eléctrica a partir del viento.

El puente Juncal, en Gran Canaria, España, fue tomado como objeto para la investigación de un grupo de ingenieros de la Universidad de Vigo, Universidad Las Palmas de Gran Canaria y Kingston University (Reino Unido), quienes determinaron la posibilidad de colocar turbinas de viento debajo del puente, es decir, entre los pilares de la construcción, con el fin de aprovechar las condiciones de una estructura masiva y no depender de los amplísimos terrenos que hoy en día se necesitan para captar la fuerza del viento.

El estudio midió básicamente dos cuestiones: por un lado, que los molinos o turbinas pudieran colocarse en dichos espacios, y por el otro, que efectivamente el viento fuera lo suficientemente poderoso como para mover las aspas y así producir suficiente energía eléctrica.

Aunque la investigación se creó a partir de software de simulación y renders digitales, los resultados mostraron la viabilidad de la idea. “Mientras una mayor superficie sea movida por el rotor, más energía se puede producir, pero hemos visto que con pequeñas turbinas, la energía por metro cuadrado es más alta”, explica Óscar Soto, líder del proyecto.

El estudio reveló que dos de estos molinos bajo el puente Juancal podrían producir suficiente energía eléctrica para unas 500 casas de consumo promedio, así como reducir unas 140 toneladas de CO2 anualmente. Las gigantescas aspas producirían 0.5 MW (500,000 watts) al año.

Esta alternativa de producción de energía eólica se suma a la creación de otras tendencias para optimizar los procesos, reducir la la huella de carbono, afectar en menor medida al medio ambiente y, por supuesto, reducir costos.

Referencias: PHYS

Desde la Red…
Comentarios