Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Uno de mis modelos Porsche favoritos acaba de ser presentado en el Salón de Los Angeles. Se trata del nuevo Porsche Cayman R.

En esta ocasión, nos encontramos ante una versión deportivamente más radical, con motor central, un poco más de potencia, menos equipo y por ende menos peso, para hacerlo aún más veloz.

El color oficial está lindo ¿no? Pero aquí quien tiene el papel protagónico, es el motor tipo boxer de 6 cilindros y 3.4 litros, ya que ha aumentado su potencia en alrededor de 10 caballos, para terminar con la nada despreciable cifra de 330 hp. Con una potencia así, el nuevo hijo de la casa de Stuttgart es capaz de realizar el 0 a 100 km/h en 5.0 segundos y su velocidad punta ronda los 282 km/h en versión manual y 280 km/h con la caja PDK.

A pesar de pertenecer una familia de súper deportivos, en el caso del Porsche Cayman R los consumos no son tan altos, y eso en verdad sorprende; son realmente bajos para un coche de esta naturaleza y con más de 300 cuacos(caballos, pues). Las pruebas determinan que esta belleza consume hasta 9.7 litros cada 100 km, cifra que puede manejar cualquier automóvil comercial de nuestros días. Sin duda, aquí el factor peso y la reducción que sufrió esta versión “R” está ayudando a lograr una mejor autonomía en el vehículo. Y ya que estamos en el tema del peso, te cuento que este hermoso biplaza pesa únicamente 1,295 kg gracias al uso de materiales ligeros y al retiro de la mayor parte del equipo de lujo y comodidad. Pero bueno, es un deportivo ¿no?

Para ahorrar aún más peso, tiene rines de 19 pulgadas de aleación ligera imagínate el juego de cuatro, pesa únicamente 40 kg y la suspensión logró endurecerse y reducirse en 20 mm lo que se nota y se agradece a nivel estético y de prestaciones.

A diferencia de otros Cayman normal, la versión “R” cuenta con un kit de carrocería más bajo y deportivo, espejos retrovisores en color negro, un spoiler trasero fijo, y muchos detalles racing que provienen de sus hermanos que se dedican a la alta competición.

Como lo mencioné en un principio, el Cayman es uno de mis modelos favoritos, tal vez sea por que lo siento un poco más “alcanzable” que otros modelos de la familia. Pero aún así, su línea, su trasero, me fascinan, esto por el simple hecho de que, aunque se le nota la genética y de dónde proviene, tiene un look diferente al resto de sus hermanos.

Ahora, esta versión “R” me gusta aún más, se ve radical, agresiva potente y si a eso le sumas que consume “poco”, pues podría ser el auto ideal para mi.

Desde la Red…
Comentarios