En una parte de las conferencias, utilicé una máquina virtual (VM) para ver cómo funcionaban las pruebas que hace Norton Antivirus. La VM usaba el navegador Internet Explorer; entrabas a un sitio que se veía normal y te avisaba que estaba lleno de malware. El chiste de esta prueba fue prevenir que el código malicioso, troyanos, virus y demás entraran a la computadora.

Después, el taller se fue a una parte más geek para detectar el desempeño de su software. Para ver esto, utilizamos PANCAKE, una herramienta de prueba basada en DOS, que analiza, escanea y detecta el impacto que generan las operaciones de un usuario (descargar fotografías, archivos, instalar aplicaciones y navegar por la red). Aquí, descubrí porqué todavía no existe el antivirus de mis sueños ( I.A.) pues el software de seguridad está lleno de programación, códigos y comandos que… en sí, son las formas más sencillas de ejecutar algo tan complejo.

Para entender un poco más esta parte, primero veías el código, descifrabas sus funciones y ejecutabas la prueba. Si quieres darte una idea de lo que analizamos, en este sitio puedes comparar programas de otras marcas. De hecho, los empresarios de Norton comentaron que les gusta la competencia (pues cuando otros productos les ganan) eso les ayuda a mejorar el suyo.

Le pregunté a Bruno Rossini, Gerente de Consumo de Productos para Latinoamérica, cómo le hacían para cambiar su imagen, pues los consumidores -como ustedes lo han escrito- no utilizan el producto porque tiene fama de “entorpecer el desempeño de la máquina”. Me respondió, que han desarrollado nuevos medios de canales en Twitter y Facebook para tener una comunicación directa con sus clientes y para que éstos se animen a borrar la mala percepción que tienen del producto, pues ellos están muy conscientes de la imagen que  alguna vez causaron. Sin embargo, asegura que en la actualidad el antivirus funciona de manera veloz y eficaz. Si no lees crees, pregúntales.

Continuará…

Enlaces Patrocinados
Comentarios