Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

keys00

Las llaves son uno de esos instrumentos que tenemos todos los seres humanos. Las necesitamos para entrar a nuestras casas o para poder encender nuestros coches. Hay un sinfín de cerraduras en nuestras vidas. La tecnología de las llaves puede ser muy compleja y hay llaves que simplemente son incopiables. Desde luego, mientras más complicada es una llave, más probable que cueste más una cerradura. Pero hay casos en que las llaves no son tan complejas y que pueden copiarse yendo con el cerrajero más cercano para que haga un duplicado. Pero ¿Cómo puede hacerse una copia en casa sin necesidad de tener que ir al cerrajero? He aquí la respuesta.

El siguiente video detalla el proceso. Se tiene un encendedor, un pedazo de plástico transparente (que se encuentra en muchísimos empaques), cinta adhesiva y unas tijeras. Como puede verse, el procedimiento no es complicado y el autor del mismo muestra que su idea funciona. Claramente esto puede no funcionar siempre, pero puede ser una opción en caso de necesitar una llave en una emergencia. De hecho, un material ad hoc para esto podría ser el de las tarjetas de crédito que ya expiraron por ejemplo, que parece un material adecuado.

Hay mucho hackeo que involucra cerraduras y llaves. El copiado de estas últimas se ha intentado hacer con fotos o incluso imprimiéndolas en una impresora 3D. Si mal no recuerdo, había una empresa que aceptaba fotos de llaves a duplicar, vía correo electrónico y en un par de días le llegaba al cliente su copia. Este tipo de esquemas siempre da qué pensar, porque la empresa no sabe si la llave que va a duplicar es del dueño o de un tercero que con otros fines le tomó fotos a las llaves de alguien. En el caso del hackeo del video es cierto, se necesita la llave original para poder realizarlo y eso es un límite importante a un posible mal uso o fraude potencial.

Referencias:

HackADay 

Participa en nuestra encuesta:
Desde la Red…
Comentarios