Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

seek3

Científicos de la Universidad de Stanford han desarrollado un nuevo tipo de tela súper aislante hecha a través de una inmersión en una solución de nanocables de plata, que le permite al usuario mantenerse caliente a pesar de estar expuesto a temperaturas bajas. Un avance que podría ayudar a reducir en gran medida la necesidad de calefacción en las casas.

Los investigadores refieren que actualmente 47% de la energía mundial se gasta en calefacción interior, y, de ésta, 42% en calefacción residencial. Esta ropa altamente aislante podría suponer un gran abaratamiento de costos.

“La mayoría de estrategias para mejorar el aislamiento de los edificios para reducir el consumo de calefacción no han sido de gran impacto, ya que una gran parte de la energía se desperdicia en calentar espacios vacíos y objetos inanimados”, dijo Yi Cui, responsable de la investigación.

Para evitar este tipo de residuos, los investigadores han utilizado una nueva estrategia llamada “gestión térmica personal”, que se centra en las personas, demostrando que la ropa sumergida en una solución de nanocables metálicos (AgNWs), logra el aislamiento.

nl-2014-036572_0005

La principal ventaja de la ropa recubierta con AgNW es que refleja más del 90 por ciento del calor que emana el cuerpo del propio individuo, es decir, radiación, infrarrojos. Esta reflexión es mucho mayor que el ‘trabajo’ que realiza incluso el suéter de lana más caliente, que apenas refleja el 20% del calor corporal.

Este aumento en la reflectancia es debido a diferencias en la emisividad de los materiales. Aquellos de baja emisividad, como la plata, emiten menos radiación y así proporcionan mucho mejor aislamiento que los materiales de alta emisividad como textiles comunes.

Por supuesto, el uso de ropa hecha completamente de plata sería poco práctica e incómodo, por no mencionar cara. Además de que la plata, al igual que todos los metales, no es transpirable.

Sin embargo, las prendas recubiertas de AgNW sí lo son debido a la estructura porosa de los nanocables que están separados 300 nanometros unos de otros, lo que ofrece espacio para el tránsito de las moléculas de vapor de agua. Pero este espaciado de 300 nanometros es demasiado pequeño para permitir que el calor del cuerpo pase a través, ya que la radiación del cuerpo humano tiene una longitud de onda de aproximadamente 9 micras por lo que esta radiación se refleja al interactúar con los nanocables.

Referencia: ACS

Desde la Red…
Comentarios