foldscope-paper-microscope-Manu-Prakash

Científicos de la Universidad de Stanford han desarrollado un revolucionario microscopio de bajo costo que puede imprimirse sobre papel y que adicionando mínimos componentes extra como una lente, un LED y una pila de botón, consiguie alcanzar los 2000 aumentos con una sub-micro resolución de 800 nanómetros (0,0008 milímetros).

Foldscope es un microscopio basado en los principios del origami. El revolucionario aparato supone la democratización definitiva de una herramienta que puede salvar vidas. Se imprime sobre papel con un costo de fabricación de menos de 10 pesos, no llega a los 10 gramos de peso, su montaje se puede realizar en unos 10 minutos y cabe en el bolsillo.

El equipo de investigación refiere que estudia dentro del Departamento de la Facultad de Medicina de Stanford iniciativas para “democratizar la ciencia con el desarrollo de herramientas científicas que puedan estar a la altura de problemas relacionados con la salud mundial y la educación científica”.

Foldscope-parts

Foldscope es una brillante pieza de diseño que le da la vuelta a los métodos industriales de fabricación de los caros aparatos simplificándolos en piezas que se pueden imprimir en una misma hoja y después doblar y ensamblar con facilidad.

“El invento pueda salvar vidas en países azotados por enfermedades fácilmente prevenibles con sencillas pruebas médicas hechas a tiempo. En particular a la malaria, que causa la muerte de millones y pone en riesgo la vida de miles de millones al año”, refiere Manu Prakash uno de los responsables de la investigación.

“Cuando contraes la malaria existe ese discurso simplista de olvida el diagnóstico, toma las pastillas, pero el problema es que hay muchas cepas diferentes, medicaciones diferentes y podrías incluso empeorar el problema. Los que llegan con un caso avanzado ni siquiera son diagnosticados”, agrego.

Foldscope2014-muestrasMuestras capturadas por el Foldscope

En la lámina no hay instrucciones en ninguna lengua, sólo un código de colores que debe seguirse para doblar las piezas. Más parecido a un separador de páginas que a un microscopio, el invento sorprende cuando se le introduce un clásico soporte de muestras utilizado de manera universal y demuestra que es capaz de proyectar sobre una pared una amplificación perfecta.

El Foldscope ni siquiera necesita electricidad para funcionar, sólo una pila de botón que va adjunta a una de las piezas del papel. Sus creadores se jactan de que es sumergible y de que funciona incluso después de caer de un edificio de tres pisos o tras pisarlo repetidas veces.

Tras desarrollar y fabricar el producto, ahora buscan a 10,000 voluntarios para probarlo. Especifican que necesitan a gente de toda condición que aplique el invento en su entorno. Los interesados pueden ponerse en contacto con el equipo en [email protected]

Referencia: Foldscope

Enlaces Patrocinados
Comentarios