Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

RQ-7_Launch

China ha diseñado un sistema de defensa por láser que puede derribar rápidamente drones que vuelan a poca altitud. El aparato ya ha sido probado recientemente y mostrado una eficacia absoluta al destruir a más de 300 aparatos no tripulados, según la agencia, que muestra fotografías de algunos de ellos ardiendo sobre el terreno.

El sistema está capacitado para disparar contra drones dentro de un alcance de dos kilómetros que vuelen a una velocidad inferior a 50 metros por segundo y a menos de medio kilómetro de altura. Los aparatos son abatidos en apenas cinco segundos después de ser identificados.

“La interceptación de esos drones corre a cargo normalmente de francotiradores y helicópteros, pero su nivel de eficacia no es tan alta y los errores pueden provocar daños no deseados”, ha explicado a la prensa local Yi Jinsong, mánager de la compañía JiuHuan Hi-Tech Equipment, encargada de elaborar el proyecto.

Yi ha añadido que los drones de pequeña escala son relativamente baratos y fáciles de usar, lo que los convierte en idóneos para las organizaciones terroristas. Su uso por civiles también ha disparado en los últimos meses las alertas de seguridad.

Los antecedentes

Tres trabajadores de una compañía tecnológica china serán juzgados al hacer volar un dron para mapear el terreno en las cercanías de un aeropuerto de la capital, lo que forzó el envío de 1.226 soldados, 123 vehículos militares, 26 técnicos y dos cazas aéreos con la misión de abatirlo.

Un neozelandés fue brevemente detenido en junio y su dron dotado de cámara fue confiscado después de que planeara sobre el parque pequinés de Beihai, muy cerca del complejo de edificios de Zhongnanhai que sirve de sede al Gobierno central.

China prohíbe cualquier vuelo sobre su espacio aéreo, tripulado o no, sin pedir la correspondiente autorización. El cielo chino está fuertemente controlado por el Ejército, que se reserva 80% y deja sólo el remanente a la aviación civil.

El nuevo sistema láser, que puede funcionar fijado en el terreno o transportado en vehículos, está pensado para incrementar la seguridad en las grandes ciudades. La academia ha revelado que trabaja en el diseño de un sistema para abatir drones de mayor volumen y que vuelen a distancias mayores.

China desveló recientemente su nuevo sistema de interceptación de misiles consistente en una plataforma que apenas tarda diez segundos en ser cargada y puede destruir proyectiles que vuelan a entre 1,5 y diez metros del nivel del mar.

Además, el país asiático ha incrementado el gasto militar en los últimos años con crecimientos de dos dígitos para modernizar un Ejército imponente en el aspecto numérico con sus 2,3 millones de soldados pero muy atrasado en materia tecnológica con respecto a Occidente. El principal diario del Ejército publicó el mes pasado un detallado listado con una cuarentena de fallos en el entrenamiento que suponen una amenaza a la seguridad nacional.

Referencia: Xinhua 

Desde la Red…
Comentarios