Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

mwc-2010

Está bien, no funcionan con telepatía y mucho menos magia, pero la tecnología presentada en el Mobile World Congress esta semana en Barcelona, por la compañía iDent Technology propone un nuevo método de control de móviles sorprendente. iDent, es una empresa alemana que ha incorporado a los celulares un chip capaz de percibir cambios o interrupciones en un campo eléctrico, al detectar estas interrupciones éstas se interpretan para activar las funciones del celular. Por ejemplo, cuando el celular está recibiendo una llamada, con sólo recoger el equipo y colocarlo en la palma de la mano es posible contestar sin necesidad de apretar ningún botón.El chip de iDent es sensible a la fuerza con la que el usuario sujeta el celular y puede identificar de qué parte lo está sujetando. Esta tecnología mide qué tan dramáticos son los cambios ocasionados por el cuerpo en el campo eléctrico. Sobre el mismo ejemplo de la llamada recibida, este chip manda una llamada que identifica como no deseada directamente al buzón pues es capaz de detectar que el usuario escuchó el tono, miró brevemente el número y apartó el equipo, debido a las irrupciones que estos movimientos corporales causan en dicho campo eléctrico. A diferencia de los chips con tecnología similar, integrados en cámaras digitales para detetar movimientos en un ámbito tridimensional, el prototipo desarrollado por iDent consume menos energía al realizar varias de sus funciones.

Según Andreas Guete, director de ventas de iDent en Asia, esta tecnología estará disponible en el año 2011. Las compañías de celulares probablemente integrarán este tipo de control para recorrer la carpeta de imágenes o música sin tener que tocar el celular; con un gesto del dedo podríamos cambiar de foto sin necesidad de hacer el movimiento sobre una touchscreen o accionar botones convencionales.

En lo que va del Mobile World Congress, el proveedor japonés de servicios de telefonía movil NTT DoCoMo, presentó por su parte unos audífonos que pueden ser controlados con el movimiento de los ojos. El ojo humano tiene una carga positiva al frente y una negativa detrás, al moverse se genera un cambio de voltaje, el cual es medido por estos audífonos. Si el movimiento es de izquierda a derecha o viceversa, el equipo retrocede o avanza en el playlist, si se giran los ojos en el sentido de las manecillas del reloj, se puede aumentar el volúmen. Sin embargo esta tecnología en particular aun se encuentra en investigación y desarrollo.

Fuente: The New York Times

Desde la Red…
Comentarios