Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Actualmente muchos dispositivos electrónicos contienen microprocesadores y evidentemente estos tienen que ser programados para que funcionen adecuadamente. En muchos casos, por ejemplo, las cámaras fotográficas digitales, simplemente podemos usarlas pero no tenemos acceso a cargar, por ejemplo, “plug-ins” que la harían más poderosa o bien incluso, a escribir nuestro propio código para crear un efecto particular.

Los investigadores de Stanford, ante esto, se les ha ocurrido inventar una cámara digital del tipo “código abierto” (open source), que pretenda dar a los programadores de todo el mundo la oportunidad de desarrollar software que permita a la cámara ofrecer más funcionalidades que las que ahora se ofrecen de fábrica en la mayoría de las cámaras digitales. Si esta idea consigue aceptación, el rendimiento de las cámaras fotográficas no estará limitado por el software que viene preinstalado en las mismas.

La cámara experimental, llamada “FrankenCamera”, haría que el futuro de la fotografía digital podría pasar por algo similar al presente del iPhone, donde los usuarios pueden descargarse aplicaciones que incrementan las funcionalidades del terminal. Cuando se haga público el sistema operativo de la cámara (previsto para dentro de un año), los usuarios podrán incrementar de forma continua las funcionalidades de la cámara.

El plan de Marc Levoy (el investigador en jefe de este proyecto), es desarrollar la FrankenCamera como una plataforma que esté disponible a un mínimo costo para que otros generen desarrollos. Por ejemplo, uno de los proyectos más interesantes es lo que tiene que ver con HDR (High Dynamic Range) de las imágenes. Para capturar una imagen HDR hay que hacerse de varias imágenes y combinarlas con una computadora. Los investigadores de Stanford pretende que el proceso pueda hacerse en el mismo momento de la captura.

Otra idea es la de mejorar la resolución de los videos con capturas intermitentes de alta resolución. Mientras la cámara obtiene vídeos de baja resolución a 30 fps, también puede tomar capturas a alta resolución de forma periódica, que pueden ser recombinadas con el vídeo para mejorar la resolución del vídeo.

La cámara de código abierto ha sido ensamblada con distintos componentes, partiendo de una placa base Texas Instruments con chip integrado, Linux corriendo como base del SO, procesadores de imágenes y una pequeña pantalla LCD. Como procesador de imagen se ha utilizado el de un teléfono Nokia N95, y los objetivos son Canon, pero combinados con actuadores para darle a la cámara mejor precisión desde el software. El cuerpo de la cámara ha sido diseñado específicamente por Stanford, y el proyecto ha recibido la colaboración de Nokia, Adobe, Kodak y Hewlett-Packard.

Fuente: BarraPunto

Desde la Red…
Comentarios