Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

La fosa más profunda del planeta, la fosa Mariana, que está a unos 12 mil metros de profundidad en una parte remota del Océano Pacífico, tampoco parece salvarse de la contaminación y la basura generada por los seres humanos.

Nuevamente filtran datos de millones de usuarios de Facebook por utilizar una aplicación

Un reciente estudio reveló la existencia de una bolsa de plástico, como las que se dan en los supermercados, la cual se halló a 12 mil metros bajo el nivel del mar, dentro de la fosa llamada Mariana, la más profunda de nuestro planeta. Los científicos la hallaron al observar una base de fotografías llamada Deep-Sea Debris Database, que incluye videos tomados por unos 5,010 buzos en los últimos 30 años y que ahora es ya pública.

De lo que está clasificado en la base de datos, el plástico es lo más frecuente y las bolsas de plástico son lo más frecuente además en este rubro. Otros desperdicios vienen de materiales como hule, metal, madera y ropa, y algunos incluso aún no se han clasificado. Un 89% del plástico que se tira, por ejemplo, viene en forma de botella de agua o de cubiertos de plástico, además de las bolsas ya mencionadas.

Y aunque la fosa Mariana pareciera ser un sitio oscuro, sin vida, tiene mucho más actividad biológica de lo que pudiésemos pensar. Esta región se estudió en el 2016 y encontró diversas formas de vida, incluyendo coral, medusas e incluso un tipo de pulpo. El estudio encontró que el 17% actualmente de las imágenes contienen algún tipo de plástico con vida enredada en el mismo. Es interesante señalar que a esas profundidades la presión atmosférica es tal que pareciese imposible que pudiese hallarse vida, pero la Naturaleza tiene otra opinión.

Si nos ponemos a preguntarnos de dónde pudo haber llegado esa bolsa de plástico a dicha fosa, hay que considerar que la contaminación por plástico es mundial. Botellas de agua, utensilios, bolsas, recipientes, entre muchos objetos de plástico, se encuentran virtualmente en todas partes y el mar empieza a verse preocupadamente contaminado de esta manera.

En febrero pasado, un estudio mostró que la fosa Mariana tiene altos niveles de contaminación en ciertas regiones, incluso más que algunos de los ríos más contaminados de China. Los autores de dicho trabajo teorizan sobre la posibilidad de contaminantes químicos en la fosa además del plástico.

Hay que reconocer, sin embargo, que la mayoría de la basura que llega al mar, de acuerdo con un estudio del 2017, se debe a 10 ríos que están en regiones con un número alto de personas viviendo en ellas. Desde estos ríos muchos desperdicios terminan en el mar. Por otra parte, se calcula, de acuerdo con otro estudio hecho en marzo pasado, que el material plástico en el mar, si se comprimiese, podría tener el tamaño de Texas. La mayoría de toda esta basura se encuentra entre Hawaii y California.

Comentarios