Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

bloddound1

Fue por ahí de 1997 cuando el piloto Andy Green, logró batir el récord de velocidad sobre suelo firme, a bordo del Thrust SSC, superando los 1,228 km por hora. Sin embargo, parece ser que este récord está a punto de batirse, ya que en el Reino Unido se esta diseñando un nuevo “automóvil” (y entiéndanse las comillas) capaz de alcanzar los 1,600 km/h con el cual, lograrían romper por mucho, la barrera del sonido y por supuesto, el récord.

El encargado de realizar esta hazaña histórica es nada menos que el Bloodhound SSC, es llamado SSC por sus siglas en inglés de Super Sonic Car o coche supersónico. Que más que un coche, esta bala con ruedas, tiene el aspecto de una nave o un cohete.

bloodhound5

El vehículo hará uso de tres motores distintos, uno de cohete, uno a reacción -el EJ200, mismo que utiliza el jet “Eurofighter Typhoon” y un V12 de carreras con 800 caballos de fuerza, el cual, tiene la única función de alimentar el descomunal poder del motor a reacción, nada más.

De esta forma, el vehículo logrará acelerar de cero a 1,690 km/h en tan sólo 40 segundos. Y una vez que todos los sistemas operen en conjunto, la potencia se elevará hasta los 130,000 caballos de fuerza.

Si tomamos en cuenta que el Bugatti Veyron SS, del que hablamos hace poco, tiene 1200 caballos y un Golf GTI 2010 para mortales -y no tanto por el precio que tiene-, posee 210 hp, creo que es una cifra inimaginable de poder puro.

El Bloodhound SSC mide 12.8 metros y está fabricado de cinco bloques de poliestireno y llevará seis capas de pintura aeroespacial Azko Nobel, sí, la misma que es utilizada por aviones civiles y militares. Su peso final es de tan sólo 950 kilogramos.

bloodhound2

Este proyecto es un desafío de enorme proporciones para los ingenieros de Bloodhound, ya que generaron millones de ecuaciones matemáticas, con intención de investigar cómo iba a reaccionar el aire alrededor del vehículo, a medida acelerara hasta su máxima velocidad y se dieron cuenta de recibirá una presión que superará las 12 toneladas por metro cuadrado. Impresionante ¿no creen? Además, para lograr la velocidad esperada, las llantas deberán rodar cinco veces más rápido que las de un Fórmula 1, pero si fueran de hule podrían romperse en pedazos en un instante, por eso el SSC utilizará llantas sólidas de compuestos especiales.

Seguramente se estarán preguntando ¿cómo piensan enfrenar a este mastodonte? Bueno, el Bloodhound SSC contará con un avanzado sistema de frenos y dos paracaídas que aseguren que se pare en la distancia requerida.

BLOODHOUND3

Aún no se sabe el lugar exacto en donde realizarán las pruebas de este potente vehículo, sin embargo se dice que será en Sudáfrica en el Desierto de Hakskeenpan, ya que es un lugar que cuenta con la longitud, la anchura y el suficiente espacio para que este bólido alcance su velocidad máxima y también para que pueda frenar, con seguridad.

Para darnos una idea de espacio que requiere una prueba de esta naturaleza me gustaría comentarles que se necesita:

• Un lugar donde el suelo sea estable y lo suficientemente rígido, sin protuberancias, ni escombros alrededor.

• Una pista de aproximadamente 16km de largo.

• 2 kilómetros de excedente de seguridad tanto al principio como al final.

• 500 metros en cada lado de la pista como área de seguridad.

BLOODHOUND4

El afortunado, -aunque no sé si debería llamarle así- que estará al mando del aparato, nuevamente será el piloto de la Real Fuerza Aérea Británica Andy Green, quién espera realizar el primer intento en el segundo semestre del 2011. Se necesita mucho valor. Con que sólo una cosa salga mal, las consecuencias pueden ser fatales. La mejor de las vibras para Andy.

Es increíble darse cuenta como el ser humano siempre quiere más; romper sus límites. Como decía mi abuela ”no tienen llenadera”.

Definitivamente, la ciencia no deja de impresionarme con proyectos como éste. Estoy seguro de que han pasado años y noches enteras haciendo cálculos, ecuaciones, mediciones, probando tecnologías y materiales nuevos con el único objetivo de llegar a ser los más veloces y establecer un nuevo récord.

Sin duda si esta hazaña se logra, no sé cuál sea el siguiente paso. No sé si algo más, dañaría la salud del piloto o sería físicamente imposible para él. No sé si el vehículo volaría en pedazos por la alta presión a esa velocidad. Lo que sí sé, es que el resultado de esta aventura será bastante interesante e impresionante para todos. Los mantendré informados.

Nos leemos la próxima.

Desde la Red…
Comentarios