Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Confirmada la película de Superman soviético; esto es lo que debes saber

Una de las historias más celebradas del Hombre de Acero

Hace años, DC Comics tuvo un sello que llevó por nombre Elseworlds, creado específicamente para lanzar historias protagonizadas por sus superhéroes más populares, pero ubicadas fuera de cualquier continuidad oficial e instaladas en escenarios alternos, es decir, bajo la lógica “Qué pasaría si…”.

Una de esas historias es Superman: Red Son, cuya adaptación cinematográfica ha sido confirmada por Warner Bros.

Superman: Red Son es una miniserie de tres números publicada originalmente en 2003 y escrita por Mark Millar (cocreador de Kick-Ass y Kingsman), centrada en un Superman que cayó no en Estados Unidos, sino en Ucrania, en pleno apogeo de la Unión Soviética y la Guerra Fría, y cuyos acontecimientos tienen lugar de 1953 a 2001.

Es una historia que mezcla versiones alternas de los superhéroes de DC Comics con versiones alternas de personalidades reales de la política, como Iósif Stalin y John F. Kennedy.

En ella, Superman no pelea por la verdad y la justicia del “American way”, sino por los intereses del bloque del Este. Es descrito como “el campeón del trabajador común, aquel que pelea sin cansancio por Stalin, por el socialismo, y por la expansión internacional del Pacto de Varsovia.

En la época de su publicación, Superman: Red Son recibió elogios del público lector y de la crítica especializada y fue nominada al Premio Eisner a mejor serie limitada.

El anuncio de su adaptación a película animada fue en el marco de la Comic-Con 2019, en donde también se confirmó que llegará en 2020 y que será la primera cinta de del Universo DC de ese año.

Superman: Red Son contará con las voces de Amy Acker, Anna Vocino, Diedrich Bader, Greg Chun, Jim Ward, Jason Isaacs, Jason Spisak, Jim Meskimen, Paul Williams, Phil Lamarr, Phil Morris, Roger Craig Smith, Sasha Roiz, Tara Strong, Travis Willingham, Vanessa Marshall, William Salyers y Winter Zoli.

Comentarios