Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

NASA revela a tres contratistas para su regreso a la Luna

Empresas comerciales serán quienes pongan la ciencia y la tecnología para regresar a nuestro satélite natural, para el año 2024.

La NASA ha anunciado los tres primeros contratos para las misiones no tripuladas que viajarán a la Luna como parte del programa Artemisa en el 2024.

Los contratos revelan aquello que llevarán las sondas no tripuladas y serán seleccionados por la Agencia Espacial durante el tercer cuarto de este año.

De acuerdo con la NASA, la carga para las tres misiones incluirá experimentos científicos lunares (como la medida de la radiación en la superficie) nuevas formas de navegación y tecnologías para el alunizaje.

 Los contratistas son:

Astrobotic of Pittsburgh: se le otorgaron 79.5 millones de dólares para llevar 14 cargas al cráter Lacus Mortis, al sur de Mare, un cráter cerca del polo norte lunar. Eso será en julio del 2021.

Intuitive Machines of Houston: se le ha otorgado un contrato por 77 millones para llevar 5 cargas a Oceanus Procellarum, en junio del 2021.

Orbit Beyond of Edison, New Jersey: con un contrato de 97 millones, su misión será poner en la Luna hasta cuatro cargas de equipo en Mare Imbrium, en septiembre del 2020.

 La meta de las misiones será ayudar a la NASA a desarrollar sondas que aterricen de forma más avanzadas, así como las que llevarán a los astronautas estadounidenses a la Luna de nuevo desde 1972.

Esta es la primera fase de los planes de la NASA en la exploración lunar para el proyecto Artemisa.

La segunda fase pretende establecer la presencia sustancial humana en y alrededor de la Luna para el 2028. Igualmente se espera que esto sirva como inicio para la primera misión tripulada a Marte. Para ello, la NASA ha enviado peticiones a unos 9 contratistas, que fueron seleccionados en el 2018.

 «Nuestra selección de estos proveedores comerciales estadounidenses representan el regreso a la Luna por parte de los Estados Unidos por primera vez en décadas, como un gran paso hacia los planes de exploración lunar del proyecto Artemisa», dijo el administrador de la NASA, Jim Bridenstine.

«El año siguiente, nuestra investigación en ciencia y tecnología estará en la superficie lunar, que permitirá el poder enviar a la primera mujer y al primer hombre a la Luna en 5 años. Invertir en estos servicios comerciales es además un importante paso para construir una economía comercial en el espacio», destacó.

Comentarios