Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

¿Qué pasó en el accidente de un misil nuclear en Rusia?

Hay dos teorías sobre cómo pudo haber ocurrido.

La semana pasada diversas fuentes reportaron que un misil nuclear ruso había sufrido un accidente. Esto es lo que sabemos del asunto.

Un misil explotó en una prueba naval, al sur de la ciudad de Severodvinsk, en la costa norte de Rusia, a las 9 de la mañana del 8 de agosto.

Se sabe que al menos cinco personas murieron y muchas otras resultaron heridas. El misil se asocia al programa de defensa militar ruso pero el incidente del misil sigue estando rodeado de misterio.

Después de la explosión registrada, la agencia de monitoreo estatal del clima, Roshydromet, reportó radiación inusual a 40 kms del punto de la explosión.

La respuesta de las autoridades

Primero, las autoridades rusas negaron la fuga de radiación, pero más tarde confirmaron que sí había ocurrido.

Es claro que Chernobyl es un punto negro en el historial nuclear ruso y evidentemente cualquier accidente en este rubro causaría mucho malestar a nivel mundial.

Además, a último momento, se canceló la evacuación de una ciudad cercana.

Aquí más información de la explosión:

Teorías del mini-reactor nuclear

Hay que señalar que las pruebas de misiles en general no involucran materiales radioactivos, a menos que el misil en cuestión lleve una cabeza nuclear (que está prohibido por el Tratado de No-proliferación de las armas nucleares de la ONU).

Las autoridades rusas han confirmado que la explosión involucró «el poder de una fuente de isótopos en un sistema de propulsión líquido». No hay nada nuevo al respecto de un sistema de propulsión de esta naturaleza.

Sin embargo, la «fuente de isótopos» es nueva. Los isótopos radioactivos son átomos inestables que liberan una excesiva cantidad de energía emitiendo radiación.

Así que, si el misil usaba una fuente de isótopos, tendrían que haber desarrollado un mini-reactor nuclear, capaz de ponerse dentro del misil y capaz de usar la radiación para calentar el combustible líquido para propulsarlo.

Esto nunca antes ha sido posible hacerlo. Así pues, se supone que la fuga de radiación debe haber sido causada por un misil de largo alcance ruso, que habría estado cargado con una cabeza nuclear, conocido como un 9M730 Burevestnik, y por la OTAN como un SCC-X-9 Skyfall.

No se conocen los detalles del supuesto mini reactor nuclear dentro de semejante misil, pero hay un par que podrían ser candidatos a ser usados.

La diferencia entre un reactor nuclear para generar energía o para ser usado para propulsar un misil es simplemente la cantidad de material radioactivo que se necesita.

Por ejemplo, el reactor nuclear que explotó en el accidente de Chernobyl, contenía 200 toneladas de dióxido de Uranio como combustible. Un misil necesitaría no más de un par de kilos para poder elevar a un misil.

Una posibilidad es el generador termoeléctruico de radioisótopos (RTG por sus siglas en inglés). Este puede vonvertir el calor del decaimiento radioactivo en electricidad.

Los candidatos para usarse como combustible serían el Plutonio-238 el cual, por ejemplo, se usa en 4.8 kgs. para darle energía al Curiosity, la sonda de la NASA en Marte, o bien el Americium-241, usado ampliamente para detectar humo.

También podríamos estar hablando de Polonio-210, el cual se usó para envenenar al espía ruso Alexander Litvinenko.

Otras posibilidades indican el Strontium-90, el cual emite tanto radiación gamma o beta en su decaimiento radioactivo y ha sido usado por los rusos yt estadounidenses en los RTG en el pasado. Considerando el incremento de la actividad gamma cerca de Severodvinsk, esta posibilidad es plausible.

Teoría del reactor nuclear térmico

La segunda opción es que el misil estuviese alimentado por un reactor nuclear térmico. Esto es más probable tal vez por la descripción que los rusos han dado del accidente.

Estos reactores se usan para generar calor quer caliente hidrógeno líquido, a partir del decaimiento radioactivo.

Tales sistemas podrían usar, al menos de forma teórica, un núcleo de Uranio sólido, o un núcleo de un radioisótopo líquido o incluso Uranio en estado gasesos para darle fuerza al misil y poder volar largas distancias.

Sin embargo, todas estas tecnologías no han sido suficientemente probadas y al menos en lo que concierne a los misiles, no es posible adivinar el tipo de combustible que pudiese explicar la radiación medida en Severodvinsk.

Sin embargo, sin importar el tipo de radiación, la fuga puede considerarse relativamente pequeña. Para el hombre de a pie, 16 veces por encima de la medida estándar parece mucho, pero es en cualquier caso pequeña y sin efectos en la salud. Considérese en Chernobyl la fuga radioactiva fue de 7000 veces la cantidad permitida.

Las autoridades noruegas y finlandesas han estado monitoreando el aire, pero no han reportado nada anormal.

Algunos científicos de occidente han incluso pedido a los residentes de Severodvinks que donen sus filtros de aire de sus automóviles, de forma que pudiesen hacerse mejores mediciones de la fuga radioactiva y se entendería mejor lo peligroso que podrían ser misiles con esta tecnología.