Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Nolan Bushnell, fundador de Atari también apuesta por la realidad virtual y creó una nueva empresa llamada Modal VR junto con Jason Crawford, quien fue parte de Samsung, Hasbro, Nickelodeon, HatchLabs, y que hoy es inventor, cofundador y CEO interino de la nueva empresa.

Además de los esfuerzos por crear nuevas aplicaciones móviles, el pionero de los videojuegos está poniendo en marcha una empresa de realidad virtual. Modal VR será una combinación de hardware y software que ofrecerá experiencias virtuales de gama alta.

Se trata de un sistema completamente inalámbrico que tendrá capacidad para múltiples usuarios en áreas extremadamente grandes, ya que los desarrolladores pueden crear experiencias de inmersión del tamaño de campos enteros o almacenes. El nuevo VR de Atari contará con trajes de rastreo de cuerpo completo, en vez de limitarse a sólo sentarse.

Hasta el momento, Modal VR no está diseñando como un producto de consumo, es decir, no tienen pensado venderlo para uso personal. Lo más probable es que se tendrá que utilizar en lugares específicos. También se mencionó que esta tecnología podría ser usada por diferentes empresas, por ejemplo para modelar herramientas y construcciones en 3D que permiten a los usuarios ver los prototipos de tamaño natural.

En cuestión de videojuegos, se pretende utilizar este nuevo VR para crear una nueva experiencia, ya que será bastante envolvente. De hecho, la compañía ya ha desarrollado un video donde muestra las herramientas y las capacidades del sistema, con un ejemplo de una batalla muy parecida a la de Tron llamado Mythic Combat.

De alguna manera, es bastante evidente que ese es el ideal de lo que podemos esperar, pero al igual que otros videojuegos, no debemos confiarnos en esos tipos de publicidad, ya que sólo elevan las expectativas.

Lo más probable es que Modal VR cree algunas sedes para que las personas puedan ir a jugar y pagar por sesión, al igual que con los juegos de arcade.

¿Cómo funcionará? 

A través del uso de sensores en el cuerpo que siguen y registran el movimiento a lo largo de una habitación, un traje de cuerpo completo permitirá crear una plataforma de realidad virtual, todo de forma completamente inalámbrica para que se pueda trabajar con múltiples usuarios en áreas de hasta 274 metros cuadrados. El seguimiento del cuerpo contará con menos de 10 milisegundos de latencia.

El componente crítico para la tecnología, según Crawford, es que sea libre e inalámbrica para que los usuarios puedan obtener una experiencia de inmersión total. Los desarrolladores pueden utilizar el hardware, o simplemente desarrollar aplicaciones para venderlas a través de la propia tienda de la plataforma.

Referencias: Modal VR, Techcrunch, Engadget 

Desde la Red…
Comentarios