Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Continuando con la celebración de su centenario, BMW Motorrad ha presentado su concepto, el cual nos refleja de una manera muy interesante el futuro del motociclismo de la mano de la firma bávara.

Hace unos meses, BMW nos dejó perplejos al presentarnos su interesante visión de cómo serán sus coches en un futuro, la cual además de un atractivo diseño, era inteligente demostrando la gran herencia y conocimiento sobre la dirección en la que se dirigía la industria automotriz y por consiguiente la marca.

Pero ahora, la división de motocicletas de BMW demuestra su valía al presentar su propia visión en el ramo de las motocicletas con un prototipo que a primera vista parece extraído del universo de Tron.

Comenzando con el diseño, éste juega un papel muy importante, ya que además de ser bastante atractivo y que nos remite a los modelos triangulares de los años 30 —como las BMW R32—, es inteligente al contar con un sistema de iluminación por todo el cuerpo, así como un curioso diseño que despliega el bloque del motor para sobresalir a los lados, como si fueran un par de acordeones, con el fin de optimizar la aerodinámica.

Por otro lado, las voluminosas llantas, las cuales cuentan con un acabado mucho más circular, no solo permitirán a la motocicleta agarrarse mejor al momento de estar inclinada, sino que también fungirán como suspensión de la moto, ya que no se puede apreciar algún amortiguador o suspensión en el cuerpo.

Pasando a la tecnología, esta motocicleta atiende la seguridad de una manera muy interesante debido a que tiene la capacidad de auto-equilibrio, es decir que ya no hará falta aprender a equilibrarse porque el vehículo mantendrá su verticalidad por si solo, por cierto notaron lo limitado —por no decir nulo— que es el movimiento del manubrio, esto se debe a que para dar las vueltas, será inclinando la motocicleta, pero tranquilos, el prototipo también cuenta con diversos asistentes de conducción que permitirán estas acciones de manera muy sencilla.

¿Se dieron cuenta que la mujer no lleva guantes o casco? Esto en pocas palabras es una clara declaración de BMW sobre el gran aumento de seguridad que obtendrán las motocicletas gracias a esta tecnología, donde podremos prescindir del casco y otros elementos de seguridad.

Por último, pero igualmente atractivo, nos encontramos con el nuevo accesorio para los caminos, los lentes de realidad aumentada. Estos “HoloLens” de la casa bávara se comportarán como el HUB de la motocicleta, el cual es capaz de seguir los movimientos de los ojos, mostrando diversos elementos como la ruta, estado de la motocicleta, hasta un indicador de cómo tomar de manera más inteligente las curvas (algo similar a como se muestran en el juego de Forza).

Además, si el piloto mira hacia arriba, los lentes funcionarán como espejo retrovisor, pero si baja la mirada activará la pantalla ubicada en el cuerpo de la motocicleta con una versión extendida del mapa.

Sin duda una interesante visión por parte de BMW, que seguramente se traducirá en elementos que servirán de base y seguridad en los próximos modelos dentro de unos 10 años.

Referencia: BMW

Desde la Red…
Comentarios