Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Hace unas semanas Samsung presentó en México su nuevo Galaxy A8+, su primer smartphone con cámara dual frontal, con la que podremos realizar increíbles selfies, y para dar fe de ello hemos probado a detalle tanto la cámara delantera como trasera en diferentes condiciones, y estas han sido nuestras impresiones.

Antes de continuar vamos a detallar las especificaciones de las cámaras de este equipo. En la parte trasera tenemos un sensor de 16 MP con apertura f/1.7 y un tamaño de pixel de 1.12 μm, además, tenemos autoenfoque pero echamos de menos el OIS (Estabilizador óptico de Imagen). Por otro lado, en la parte frontal tenemos un doble sensor, el principal de 16 MP con f/1.9 y tamaño de pixel de 1.0 μm, que se combina con un sensor secundario de 8MP con f/1.9 y 1.12 μm.

Cámara trasera: cumpliendo en cualquier situación

En el caso del A8+ podemos decir que la cámara trasera no es la cámara principal del equipo, y es porque como lo adelantamos, este es el primer smartphone con cámara dual frontal, por lo que se le ha puesto especial atención a las selfies, sin embargo, más adelante hablaremos de ello.

En condiciones de buena iluminación las fotografías son realmente buenas, la calibración de color y detalle de los objetos es sobresaliente, y aquí Samsung ha mostrado una buena evolución respecto al A7 2017, que podríamos considerar como el antecesor de este A8+.

Otra de las ventajas es que la aplicación de cámara de Samsung es bastante completa, y no importa si eres un usuario principiante o experto, la aplicación de Samsung consigue darle gusto a cualquier persona, por lo que podrás explotar tus habilidades modificando el ISO, modos de captura, etc.

Conoce a detalle el nuevo Samsung Galaxy A8+

Las fotografías nocturnas también destacan, pues no tendremos mayor problema para tener una buena fotografía con poca iluminación, el ruido es apenas notable (dependiendo la situación), aunque podríamos decir que es uno de los mejores teléfonos del mercado de su gama en la categoría fotográfica.

Como ya lo mencionamos, lo que echamos de menos es el OIS, por lo que es probable que si nos movemos al tomar una fotografía los resultados no sean los esperados, un detalle a tomar en cuenta pero que tampoco es vital para la mayoría de los usuarios.

Cámara delantera: selfies con efecto bokeh

Uno de los puntos más llamativos del A8+ es su doble sensor frontal, que nos permite tomar selfies mucho más llamativas gracias a que podemos lograr el efecto bokeh o de desenfoque, una característica que está de moda actualmente.

En este caso, el sensor principal (16MP) es el encargado de tomar el objetivo, mientras que el lente secundario toma los detalles y aplica el efecto de desenfoque , además este mismo lente cuenta con un ángulo de captura más amplio para poder tomar selfies grupales.

Galaxy A8+: unboxing y primeras impresiones

Aquí el mayor inconveniente es que no vamos a encontrar el autoenfoque, algo que tal vez no merme notablemente la experiencia de uso, pero que no se entiende el por qué de no incluirlo, sin embargo, Samsung lo “justifica” de alguna manera con la implementación de su tecnología Live Focus, que nos permitirá jugar con el desenfoque de nuestra fotografía, una tecnología con la que podemos obtener siempre un resultado de acuerdo a nuestro gusto, y que era exclusiva del Galaxy Note 8.

Te invitamos a que no te pierdas todos los detalles de este teléfono y nos compartas tus comentarios sobre el nuevo Galaxy A8+.

Comentarios