Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

A lo largo de la historia de los videojuegos han existido títulos que parece que nunca verán la luz y Final Fantasy XV era uno de ellos. Anunciado originalmente en 2006 con el nombre de Final Fantasy Versus XIII para PlayStation 3, el juego pasó por varios problemas en su desarrollo y fue vuelto a revelar en 2013 pero para Xbox One y PlayStation 4 con su nuevo nombre.

Final Fantasy XV sigue la historia de Noctis, un príncipe del reino de Lucis que está listo para casarse con un personaje llamado Lunafreya. En el viaje para reunirse con ella, Lucis es invadido por el imperio de Niflheim y en el proceso, se presume que muchos personajes están muertos, entre ellos el propio Noctis, quien deberá aventurarse con sus mejores amigos para levantarse contra el imperio malévolo en este relato situado en un mundo moderno.

El grupo de Noctis, Gladiolus, Prompto e Ignis está dirigido increíblemente bien y su amistad se siente muy natural. Hay un montón de diálogo gracioso entre ellos, sobre todo de Prompto, pero el enlace que estos personajes comparten se mezcla ingeniosamente con el arco de la historia general. Esto se muestra principalmente durante los momentos de campamento del final de cada día, donde a menudo tienen grandes momentos alrededor de una fogata.

Final Fantasy XV es el tipo de juego al que debes entrar con la menor cantidad de spoilers posible. El escenario moderno y maduro definitivamente nos trae recuerdos de entregas anteriores como Final Fantasy VII y Final Fantasy VIII, y al igual que esos juegos, Final Fantasy XV también mezcla su buena dosis de momentos humorísticos. Esto sucede en gran medida gracias a los personajes que ya les mencionamos, así como por Cindy, la nieta del ya clásico Cid que aparece en toda la serie y que se encarga de dar mantenimiento a tu vehículo de movilización, ya sea aéreo o terrestre.

Tomando la dirección opuesta a Final Fantasy XIII, Final Fantasy XV comienza con un mundo muy abierto y una narrativa que se vuelve mucho más lineal a medida que el juego progresa. Esto funciona a favor del juego, ya que te permite acoger la historia pieza por pieza de forma temprana, pero cambiando rápidamente las cosas en el momento en que profundizas en el juego. Hay muchos títulos en los que esto no funcionaría muy bien, pero los desarrolladores lograron hacerlo excepcionalmente en Final Fantasy XV.

A lo largo del juego hay un montón de lugares diferentes para visitar, que van desde grandes ciudades hasta pequeños pueblos en medio de la nada. Cada uno de ellos tiene las tiendas habituales y áreas de descanso, junto con un montón de personajes que hacen que estas áreas se sienten más vivas, a pesar de que con la mayoría de ellos no se puede interactuar. Más allá de las misiones de la historia principal del juego, estas zonas sirven como centros de una variedad de diferentes misiones secundarias que puedes llevar a cabo. Algunas de ellas te pedirán completar una tarea determinada para un personaje como Cindy, mientras que otras son misiones de cacería en las que tendrás que acabar con ciertos enemigos.

Con un mundo tan gigante encontrado en Final Fantasy XV, tenía que haber métodos alternativos de viaje además de correr entre lugares. Ajustándose al tema de la fraternidad en el juego, la aventura es esencialmente un viaje por carretera entre amigos y es por eso que cuentas con un coche, conocido como Regalia, para conducir y disfrutar de los lugares de interés del visualmente impresionante título.

El juego cuenta con una aproximación bastante realista con el vehículo, incluida la necesidad de echarle gasolina. Sin embargo, lo que sí es bastante decepcionante es que tienes un control muy limitado sobre el Regalia, ya que sólo necesitas mantener el coche en movimiento y elegir si dar vuelta en el camino si es que estás usando el modo manual. La verdad es que no esperábamos tener una inmensa experiencia de conducción, pero un poco más de libertad se hubiera agradecido bastante.

Por otra parte, el juego ofrece una opción de conducción automática e incluso de recorrido rápido a las locaciones que ya has visitado previamente por una pequeña cuota. Además, desbloquearás el uso de Chocobos para que puedas recorrer el mapa más libremente al más puro estilo clásico de la saga de Final Fantasy.

Eso sí, una de las mejores características del Regalia que justifica su conducción es la habilidad de reproducir música dentro de él. De forma similar a juegos como Grand Theft Auto, el vehículo te da la posibilidad de cambiar entre diferentes estaciones de radio que cuentan con música basada en la franquicia de Final Fantasy. Lamentablemente, al inicio cuentas con pocas para elegir, pero posteriormente podrás conseguir más; incluso puedes comprar un reproductor MP3 que te permite reproducir todas esas canciones en cualquier parte del juego.

Final Fantasy XV también cuenta con un sistema dinámico de día y de noche, con la mayoría de los eventos sucediendo durante el día. Algunas de las misiones de cacería son exclusivas de la noche, pero lo más probable es que querrás evitar merodear después del atardecer. En su lugar, tu mejor apuesta será descansar y despertar como nuevo después de un arduo día de actividades.

Esto también trae consigo el sistema de comida del título, donde puedes cocinar platillos específicos que te darán un cierto impulso en las batallas. A pesar de que también los puedes comprar en las tiendas lo mejores es que los hagas tú mismo por las noches. Por su parte, si Prompto tomó varias fotos durante el día, será en este momento cuando las puedas guardar y compartir en tus redes sociales de la vida real.

Uno de los aspectos más importantes de un juego de Final Fantasy es su sistema de combate y Final Fantasy XV ha evolucionado dramáticamente a un sistema orientado a la acción que es bastante parecido al de Kingdom Hearts. Éste se siente increíblemente fluido mientras controlas a Noctis en la batalla, aunque el extraño sistema de cámara a veces se puede interponer en tu camino. Presionar o dejar presionado X en Xbox One o Cuadrado en PS4 te permite bloquear y avanzar a través de los enemigos, mientras que al presionar o dejar presionado B en Xbox One o Círculo en PS4 atacas al enemigo. También puedes lanzar tu espada hacia un lugar y teletransportarte a ese punto, algo que resulta bastante útil, sobre todo para escapar de grandes cantidades de enemigos.

Noctis tiene control de cuatro diferentes armas o habilidades, las cuales puedes asignar al D-Pad de la manera que tú quieras. El juego comienza dándote armas básicas, pero puedes equipar cualquier cosa que te encuentres, desde un arma de fuego hasta herramientas reales que gradualmente reducen tu HP pero que provocan un gran daño.

A pesar de que sólo tienes el control de Noctis en la batalla, hay técnicas que puedes usar que causan que tus tres compañeros utilicen un ataque especial que puedes rematar con un ataque propio pulsando el botón de ataque en el momento adecuado. Estos ataques son cruciales para las peleas, pero también conducen a pequeños contratiempos técnicos. Después de activar uno de estos poderes, el movimiento del personaje elegido suele ser lento y el framerate se cae, lo que no ayuda a la ya de por si cuestionable cámara para las batallas.

Como es de esperarse de un RPG, completar batallas y misiones te recompensará no solo con puntos de experiencia, sino con puntos de habilidad también. Éstos se pueden gastar en el Ascension Grid, un sistema para subir de nivel que vimos implementado en Final Fantasy X por primera vez y que está dividido en ocho categorías; algunas de ellas afectan a todos los personajes mientras que otras sólo a uno en específico. Cada uno de los protagonistas también tiene habilidades especiales como pescar para Noctis, supervivencia para Gladiolus, cocinar para Ignis y fotografiar para Promtpo.

Al final, Final Fantasy XV tenía mucho por vivir después de tantos años en desarrollo, además de que los últimos títulos de la franquicia no fueron tan bien criticados. Afortunadamente, esta nueva entrega no decepciona en lo absoluto.

La historia es bastante agradable, en gran parte apoyada por el elenco de personajes del juego, que añaden mucho encanto, además de que el combate se siente innovador y fresco, y que trae de vuelta muchos elementos clásicos de la saga. Pudo haber tomado una década que el título saliera al mercado, pero la espera valió la pena y los fans de la franquicia lo disfrutarán bastante, además de que les dará una gran cantidad de horas de diversión gracias a su enorme extensión.

Participa en nuestra encuesta:
Desde la Red…
Comentarios